miércoles, 15 de diciembre de 2010

LUCIANO CONDE PUMPIDO TOURON.

Luciano Conde Pumpido Tourón, fue designado por Franco en 1936 como Vocal del Alto Tribunal de Justicia Militar, entre sus actuaciones más "notables" figura el célebre proceso contra la tripulación del mercante Mar Cantábrico, apresado cerca de la costa de Santander  por el Crucero Canarias en marzo de 1937. 

El Mar Cantábrico regresaba de Estados Unidos con un cargamento de aviones y armamento para las tropas leales al gobierno de España. La marina franquista logró localizarlo gracias a conseguir descrifar mensajes de Indalecio Prieto al presidente de Euskadi.

Alertado el Crucero Canarias, en manos de los sublevados, zarpó de El Ferrol, capturándolo y escoltándole hasta El Ferrol, la mitad de su tripulación la constituía una "brigada internacional" de sesenta hombres, todos fueron fusilados en la Punta del Martillo, en el Arsenal Militar y posteriormente enterrados en una fosa común del cementerio de San Mateo.

De los españoles fueron "juzgados" y ejecutados veinticinco de sus tripulantes, dos de ellos menores de edad. Parece ser que sus restos reposan en fosas comunes de los cementerios de O Val,Serantes y Canido  


Mercante Mar Cantábrico.
(128 metros de eslora)

"El Mar Cantábrico era un navío mercante que prestaba servicios para la II República durante la guerra civil,  fueron ejecutados veinticinco de sus tripulantes, dos de ellos menores de edad.

Tripulación de Mar Cantábrico
Ya en la posguerra, Luciano Conde Pumpido pasó a formar parte del Consejo Supremo de Justicia Militar, por el que pasaban para su confirmación o conmutación miles de condenas a muerte.

Confirmó muchas de las condenas a muerte dictadas por los golpistas en la guerra y en la posguerra, algunas de las cuales podrían querer ver anuladas los deudos de los ajusticiados, entre ellas la del Tte.Coronel Maquinista Benito Sacaluga Rodriguez.

Luciano Conde-Pumpido, nacido en El Ferrol, en tiempos fiscal de la Base Naval de esa plaza, se dedicó, como Vocal y Coronel Auditor del ejército del Caudillo, a estampar su firma en decenas de sentencias de muerte (militantes de la UGT, CNT, etc.), e incluso condenar a cadena perpetua a tres menores de edad.

Ignoro lo que el actual fiscal general del Estado opina sobre la actuación de su insigne antepasado, durante la guerra civil y, lo que es más importante, la que observó una vez finalizada ésta. Mucho me temo que, como personaje relevante del franquismo, se sienta orgulloso, aunque no haga gala de ello, no tiene valor. Su abuelo Luciano Conde Pumpido prestó igualmente servicios al franquismo con extrema dedicación.


Las hemerotecas están plagadas de artículos de opinión que cuestionan la imparcialidad en el proceder del actual fiscal general Candido Conde Pumpido, principalmente en relación con el signo de los partidos políticos a los que pertenezcan los imputados. Quizás le guste ejercer el poder del lado del que se lo puedan agradecer.

He aquí a otro descendiente de aquella casta franquista que firmaba sentencias de muerte contra militares y civiles, añadiendo cada una a su currículo como mérito y manifestación de su adhesión inquebrantable a los principios del movimiento, al cual sirvieron, servidumbre que se siguió manteniendo por sus herederos hasta que la democracia lo enterró. Luego bastó con cambiar de amigos. 

Hace escasos días se sentó en el Consejo de Ministros para asesorar, imagino, a nuestro indescriptible Presidente y a su Ministro de Interior sobre la actuación a seguir por el Gobierno ante un conflicto laboral. Fiscal experto en temas relacionados con la represión franquista, el resultado de las deliberaciones no podía ser otro : Declarar el estado de alerta en todo el territorio nacional y ordenar al ejercito que tomase el control de los aeropuertos.

!Se van a enterar éstos!, imagino sería la frase pronunciada al tiempo que descolgaba el teléfono para requerir la presencia inmediata del redactor del BOE.



BSA










lunes, 13 de diciembre de 2010

EL ESCENARIO DEL ASESINATO





El 27 de abril de 1939 se hace firme la sentencia a muerte del Tte. Coronel Maquinista Benito Sacaluga Rodriguez por el delito de ser fiel a la República Española y no adherirse a los militares sublevados, en el lenguaje de éstos "Rebelión Militar".


Para : Buques y Dependencias.Asunto : Asistencia a un acto de ejecución.
Referencia :Radios 4886 y 4887 del Estado Mayor de la Armada de 27-abril-1939, 
Texto :
1.- Mañana sábado a las 10,00 horas, serán pasados por las armas, en lugar donde se encuentren los depósitos de carbón del Arsenal, el Comandante Maquinista D.Benito Sacaluga Rodriguez y el Cabo de fogoneros Juan Escobar Rodriguez. 

2.- Asistirán al Acto : 

A/ Una compañía de Infantería de Marina con armas y Banda de Música. 

B/ Una sección de 20 hombres de cada buque o dependencia, a ser posible con armas y al mando de un Oficial o Auxiliar. 

C/ Toda la Maestranza del Arsenal, formada al mando de quien designe el Almirante Jefe del mismo. 

3.- Terminada la ejecución las fuerzas desfilarán dando la voz de "VIVA ESPAÑA" al pasar ante los cadáveres. 

4.- El conjunto de las fuerzas lo mandará el Comandante de Infantería de Marina D.Francisco Galinsoga, el que se pondrá a las órdenes del Excmo.Sr.Almirante Jefe del Arsenal, para recibir instrucciones sobre los detalles del Acto. 

5.- El piquete para la ejecución lo solicitarán directamente los Sres Jueces del Sr.Coronel Jefe del Regimiento de Infantería de Marina. 

6.- Traje-lanilla la marinería, de campaña Infantería de Marina, y chaqueta y guantes color avellana Jefes, Oficiales y Auxiliares. 

7.- Lo que de orden de S.E. se comunica para general conocimiento. 

Dios guarde a V... muchos años.


El C. de N. Jefe del Estado Mayor
Rafael de Heras.





Las instrucciones anteriores fueron recibidas previamente, directamente del Cuartel General de Franco.

Se trataba del primer fusilamiento de militares republicanos efectuado en Cartagena por sentencia de Consejo de Guerra. Según mis cálculos el personal militar obligado a asistir al asesinato pudo superar fácilmente las 500 o 600 personas, todas ellas desfilaron ante los cadáveres una vez que se les dio el tiro de gracia en la cabeza, todas ellas marcharon marcialmente al ritmo de la banda de música, todas ellas profirieron el grito de "Viva España" a escasos metros de los asesinados.


Acabada la representación, el Jefe del estado Mayor envió un cable a Franco dando cuenta del éxito del estreno.


Quiero recordar que a la familia no se le comunicó nada absolutamente sobre la ejecución. Tuvieron conocimiento a través de el hijo menor de 11 años cuando fue al Arsenal, como todos los días, a llevar a su padre la comida. Como  ya informé en entradas anteriores. La familia dignificó su sepultura en la Parcela X del Cementerio de Los Remedios en Cartagena, abonando los gastos pertinentes.El miedo a las represalias queda reflejado en el texto del recordatorio de su muerte "falleció".

Diez años después los franquistas profanaron la sepultura y trasladaron los restos a una fosa común con 50 cadáveres de republicanos más.



No es casual la elección del Muelle del Carbón para consumar el asesinato, recordemos que a Benito Sacaluga se le imputó en el sumario la muerte de dos presos por realizar labores de carboneo estando el Jaime I en Almería, acusación por la que finalmente no fue condenado.


A partir de esta ejecución, los fusilamientos se llevaron a cabo en el Campo de Deportes del Arsenal y en las tapias del Cementerio de Los Remedios.



Estado actual del Campo de Deportes del Arsenal
(Imagen cortesía de Floren Dimas)

El asesinato, desde el punto de vista del delito, fue con premeditación, alevosía, escarnio, propaganda y autocomplacencia, se publicó en los diarios de Cartagena, como si de la victoria en una batalla se tratase.

La profanación de su sepultura y de la de los otros 50 republicanos solo pude explicarse desde el odio y el miedo a la verdad de los asesinos franquistas.


La Ley de Amnistía promulgada por el gobierno carece de fuerza, de sentido, es una burda farsa para evitar, entre otras muchas cosas, que los nombres y apellidos de los verdugos y sus secuaces salgan a la luz, que se hagan públicos, que se les imputen los delitos que han cometido, luego si quieren, que los amnistíen.


No se puede , ni se debe, borrar la memoria de los hombres, de los pueblos, de la sociedad. 

Las generaciones que siguieron a la guerra deben conocer la verdadera historia y la historia no es posible sin el nombre de sus protagonistas.

Dejemos la hipocresía a un lado, ahora somos libres para gritar nuestra verdad, ni debemos ni podemos olvidar, ni debemos ni podemos perdonar. 





Benito Sacaluga







domingo, 12 de diciembre de 2010

CON EL CORAZÓN EN UN PUÑO




Acabo de recibir un mensaje por correo electrónico, me lo envía el amigo Floren Dimas, apasionado investigador de nuestra historia real, de esa historia que ha permanecido oculta, contagiada de miedos unas veces, prisionera impotente, en manos de carceleros sin mirada.

Quiero haceros llegar su mensaje, para que sintáis al menos, que la libertad del hombre no conoce de tiempos y que sus cadenas nunca son perpetuas, aunque durante años tengas que vivir con el corazón en un puño.


En Cartagena


HOMENAJE A LOS MARINOS DE LA FLOTA REPUBLICANA
ASESINADOS POR EL FRANQUISMO

PANTEÓN A LOS CAÍDOS POR LA LIBERTAD
DE LA MARINA REPUBLICANA



El Panteón recoge los restos de 51 marinos y civiles republicanos asesinados
en Cartagena por la represión franquista entre 1939 y 1940.








CARTAGENA, DOMINGO 27 DE NOVIEMBRE DE 2010



UNA VICTORIA CONTRA EL OLVIDO

"Prometo por mi honor cumplir bien y fielmente las leyes de la República y defenderla con las armas"
(Decreto de fidelidad a la República de 22 de abril de 1931)


El cumplimiento de aquella promesa, fue la razón final por la que fueron asesinados ciento ochenta marinos y sindicalistas republicanos, fusilados en el depósito de carbón, en el campo de deportes del Arsenal, o contra la tapia del cementerio de los Remedios de Cartagena entre 1939 y 1945, siendo arrojados sus cuerpos a diferentes fosas comunes, abiertas en la hoy desaparecida "Zona X". Hace varias décadas fueron exhumados los restos y amontonados en absoluto desorden en un osario común que cubrieron con una lápida "de segunda mano", recogida de una tumba abandonada, en la que rotularon: "Restos de víctimas por consecuencias de la guerra civil 1939 1945", -ocultando deliberadamente la naturaleza criminal de su muerte-, la causa a la que sirvieron y su identificación personal. La iniquidad se consumó, con la inscripción en la lápida de una gran cruz.

El domingo 27 de noviembre y gracias a las ímprobas gestiones realizadas por la asociación Memoria Histórica de Cartagena, se ha procedido a homenajear a aquellos defensores de la República, presentando socialmente el nuevo Panteón a los Caídos por la Libertad de la Flota Republicana, del cementerio de Los Remedios de Cartagena, en un acto solemne y emocionante al que asistieron familiares del primero de los fusilados, el Teniente Coronel de Máquinas de la Armada, D. Benito Sacaluga, fusilado en el muelle de carbones el 29-04-39. En total, en la "Fosa X" fueron ejecutadas 180 personas, cuyos restos fueron desalojados en tres diferentes osarios del cementerio, dos de ellos de paradero desconocido, recogiéndose en un solo osario -el que se acaba de dignificar-, únicamente los restos de los que fueron ejecutados en los años 1939 y 1940. La mayoría de los asesinados por fusilamiento, lo fueron por pertenecer a los Comités y al Comisariado de la Flota, o por ostentar alguna significación sindical o política relacionada con la Marina o con el Arsenal  ya fueran militares o civiles.

Las gestiones comenzaron en 2007, intentando poner de acuerdo al propietario del nicho-osario, el ayuntamiento de Cartagena, gobernado por el PP, con el Ministerio de Defensa, dada la naturaleza militar de los difuntos. No han sido unas conversaciones fáciles, pero al final ha imperado el buen sentido, y ha sido posible poner en marcha una completa reforma del enterramiento, construyendo un panteón completamente nuevo, que ha sido inaugurado en presencia de familiares de las víctimas, de los miembros de la Asociación Memoria Histórica de Cartagena, representantes de partidos políticos y de sindicatos cartageneros, y de personas que se quisieron sumar a este acto de recuerdo y gratitud.

Presentó el acto el presidente de la asociación MHC, Enrique Jesús Nicolás, al siguió la intervención del profesor de Historia Pedro María Egea Bruno que glosó históricamente los acontecimientos que enmarcaron la vida y muerte de los marinos y civiles homenajeados, procediendo seguidamente a realizar la ofrenda floral con la que muchos quisieron honrar a los héroes. Seguidamente se dió lectura a los nombres de las víctimas, finalizando el acto con la intervención de Floren Dimas, quién en su calidad de investigador, dedicó su discurso a destacar la decidida acción de los Comités para poner la mayor parte de la Flota al servicio de la República, sin rehuir hacer mención a los hechos dramáticos en los que se vieron envueltos, sobre los que recientes investigaciones, aún no publicadas, abren nuevas luces de interpretación.

11:30 h. Intervención del profesor Pedro María Egea Bruno,
a su lado y a la izquierda, el presidente de la asociación MHC Enrique Jesús Nicolás





El acto se cerro con la audición y canto por los asistentes del "Himno de la Libertad", de J.Mª. Labordeta.



Los Marinos y civiles republicanos de la "Fosa X" de Cartagena, del período 1939-1940, por fin descansan en paz.



¡Vivan los Caídos por la Libertad!.

Floren Dimas.




Nuestro amigo Floren y la Asociación Memoria Histórica de Cartagena ya han empezado un nuevo reto :


Tumba con los restos de los marineros del crucero republicano "Miguel de Cervantes" atacado con torpedos por el submarino italiano "Torricelli" el 22 de noviembre de 1936. El nicho y la lápida fueron sufragados por la Flota Republicana, pero el régimen
franquista hizo desaparecer parte del texto. Esta tumba ha sido recientemente localizada y la asociación Memoria Histórica de Cartagena, la incluirá en su programa de recuperaciones y homenajes.

Vista del Puerto de Cartagena
A la izda. el Crucero Ligero Miguel de Cervantes







Benito Sacaluga 








lunes, 6 de diciembre de 2010

RAMÓN AGACINO Y ARMAS




Ramón Agacino y Armas, militar sublevado en 1936, capitán de fragata en 1932, Comandante del destructor Lepanto desde el 5/10/1932 hasta el 13/10/1933. Destructor que permaneció en el bando republicano tras ser detenida la oficialia sublevada en Málaga, el 20/07/1936 y que dos años más hundiría al crucero franquista "Baleares".

Formó parte de numerosos Consejos de Guerra de los celebrados en Cartagena y de los que derivaron numerosas penas de muerte. Fue vocal en el Consejo de Guerra Sumarísimo contra Benito Sacaluga, en esos momentos ostentaba el empleo de Contralmirante.

Participó en el combate naval del Cabo de Palos, el 6 de marzo de 1938, como Capitán de Navío, Comandante del Cervera, combate en el que la marina republicana hundió al crucero Baleares, la "joya" junto con el "Canarias" de la marina sublevada, reemplazado posteriormente por el Navarra. El hundimiento del Baleares se produjo por el impacto de torpedos lanzados por el Libertad y el Lepanto, precisamente el mismo destructor del que Agacino fue comandante en 1933. En el combate también participó el crucero "Libertad" de la Flota Republicana. 


Dos días después del fusilamiento del Tte. Coronel Maquinista Benito Sacaluga, el 31 de marzo de 1939 Ramón Agacino es nombrado Capitán General del Arsenal de Cartagena y Jefe del Departamento Marítimo de Cartagena una vez eliminada la Región Naval de Levante.

El 20/07/1939 se le concede la Gran Cruz del Mérito Naval.

En 1949 ostenta el cargo de Vicealmirante.

De todos es sabido que los componentes de los consejos de guerra franquistas eran elegidos entre militares que de una u otra forma habían tenido victimas en el seno de sus familias o amistades,  a cargo del ejercito de la República.

Agacino fue testigo de boda de Roberto Bahamonde y Guitian el 05/12/1934, Bahamonde  formó parte del ejercito sublevado en 1936 y ocupaba el cargo de Segundo en el submarino C-4 como Tte. de Navío, submarino que recuperó la marina republicana, deteniendo al Comandante y a su Segundo, el cual seria fusilado tres meses después.

En el caso de Agacino el deshonor ya ha sido revelado en parte por la sociedad española, gracias a la Ley 56/2007 de la Memoria Histórica, con ocasión de la retirada del título de Hijo Predilecto que el 02/02/1944 le concedió la ciudad de San Fernando (Cádiz), retirada que se produjo en Pleno del Ayuntamiento y en cuya sesión también se retiraron  honores a Francisco Franco Bahamonde y Gonzalo Queipo de Llano entre otros.

Ramón Agacino y Armas, otra mano sublevada más que colaboró en el asesinato de Benito Sacaluga.



Benito Sacaluga








jueves, 2 de diciembre de 2010

PABLO HERMIDA SESELLES




En una publicación anterior inserté la relación nominal de todos aquellos que de una manera u otra intervinieron en la causa abierta a D.Benito Sacaluga y el posterior Consejo de Guerra. 

Mi intención es dar a conocer los nombres de aquellos que colaboraron a la farsa de un proceso iniciado, instruido y juzgado por militares golpistas, sublevados contra el Gobierno elegido en las urnas, proceso infame y cruel que acaba con la vida de un militar fiel a la democracia hasta las últimas consecuencias y que su único delito es no haberse sublevado contra España, el mismo que el de otros cientos de miles de españoles también asesinados.

Uno de los vocales del Consejo de Guerra Sumarísimo abierto contra el Teniente Coronel Maquinista Benito Sacaluga Rodriguez fue el entonces capitán de navío Pablo Hermida Seselles. Comandante del destructor Churruca desde 01.12.1930 hasta el 18.01.1932.

Finalizada la guerra, el régimen franquista al que pertenecía voluntariamente desde 1936 le premió con los siguientes cargos y prebendas :

  • Director General de Aeronáutica Naval
  • Caballero de la Legión de Honor
  • Comendador de la Orden Imperial de Ouissan Alaouites
  • Caballero de la Orden de María Cristina
  • Medalla del Merito Naval y Militar con distintivo rojo.
  • Caballero de la Real Orden Militar de San Hermenegildo
Falleció el 28 de enero de 1968, su sepelio gozó de todos los honores, misa gregoriana incluida.

Este señor condenó a muerte a mi Abuelo, a una muerte con deshonra, conociendo perfectamente que no era más que una purga de seres humanos contrarios a la dictadura de la que formó parte toda su vida.

Mauricio Hermida Guerra-Mondragón, uno de sus hijos, llegó a Vicealmirante de la Armada. También ha fallecido (octubre de 1986).

Desde aquí invito a toda la familia Hermida Seselles / Guerra-Mondragón a que lean la instrucción y las actas del Consejo de Guerra del que formó parte Pablo Hermida Seselles, un militar sublevado, adscrito a un régimen dictatorial, represivo de todo tipo de libertades, que seguramente formó parte de más Consejos de Guerra y aprobó el asesinato de más militares por el solo hecho de ser fieles a la República.

Ahora toda la deshonra, finalmente, es para ellos.


Benito Sacaluga.




Desplazamiento : 1.536 Tn
Eslora : 102 metros
Manga : 10 metros
Calderas . 4 Yarrow
Turbinas : 2 Parsons
Potencia : 42.000 CV
Velocidad máxima : 36 nudos
Armamento : 
5 cañones de 120/50 mm
1 cañón antiaéreo de 76 mm
4 ametralladoras
2 tubos lanza torpedos triples de 533 mm
2 morteros ASW
1 varadero de cargas de profundidad
Tripulación : 160

Construido en los astilleros de SECN de Cartagena
Botado en 1927 y vendido a la Armada Argentina en el mismo año.
En 1931 se boto su gemelo Churruca 2º, combatió bajo el mando franquista, fue retirado del servicio en 1963.