domingo, 16 de enero de 2011

UN CONTINUO ATAQUE.




Resulta sorprendente el elevado numero de artículos de prensa, espacios televisivos y corrientes de opinión de todo tipo que descalifican al movimiento de la Memoria Histórica, a veces de forma cuidadosamente "neutral" y las más traducidas en un ataque frontal, no solo contra el espíritu que le da razón de ser, también contra aquellos que de cualquier manera y modo colaboramos en su desarrollo.

Sin más argumentos que el rechazo a nuestra verdad, a nuestro trabajo paciente y anónimo, contraponen el recuerdo de los desmanes  atribuidos al ejercito republicano y sus formaciones paramilitares, sindicatos de clase, partidos de izquierdas, etc...empleando para ello un gran despliegue de medios, solo a su alcance, especialmente las televisiones afines a su pasado y a su ideología.

Nunca, ni en el reciente periodo franquista, se han podido observar como hoy sucede con inusitada profusión, imágenes de pretendidas checas, cadáveres abandonados,  iglesias ardiendo, cuerdas de presos, fotografías de religiosos católicos, fusilamientos, paseos, etc........ en un intento desesperado para influir en la opinión pública, especialmente en los sectores más jóvenes de la población, en los nacidos en fechas posteriores a 1975.

Documentales de dudosa veracidad, que en su mayoría fueron utilizados como propaganda por el ejercito fascista durante la guerra, son exhibidos sin ningún tipo de recato en las televisiones, al tiempo que son comentados por destacados protagonistas del franquismo o sus herederos directos , militares, militantes de la extrema derecha y religiosos católicos de alto rango que de la noche a la mañana se han colocado el emblema de la democracia.

Ahora, sin ningún tipo de vergüenza por lo que supuso el golpe de estado, la sublevación militar y los largos años del franquismo, durante los cuales diariamente y de forma sistemática se eliminaba cualquier atisbo de libertad individual y colectiva, ahora intentan representar un papel de victimas que, autorizadas por la mano de Dios, emprendieron una cruzada salvadora, olvidándose de los millones de españoles muertos y de casi medio siglo de dictadura militar.

Resulta gratificante comprobar como un puñado de aficionados, empeñados en devolver la dignidad a un pueblo entero, es capaz de poner en guardia a los responsables directos de tantos crímenes contra la humanidad.

La reinstaurada democracia que los fascistas abolieron hoy les asusta, como asusta a cualquiera lo desconocido, más aún si se tienen cuentas pendientes con el pasado. No aciertan a comprender como pueden hacerse públicos sus crímenes, después de tantos años paseándose por los cadáveres de los defensores de la libertad, de sus victimas, después de tantos años de estigmatizar todo aquello que ponía en riesgo la continuidad de un régimen inhumano.

Cierto es que debemos luchar con todas nuestras fuerzas para dignificar la memoria de nuestros antepasados, pero igual de cierto es que no debemos olvidar la enseñanza de la verdad a todos aquellos que han tenido la suerte de no conocer ni la guerra civil española, ni sus años de posguerra, ni la dictadura franquista. Solo si se tiene información de todas las partes es posible la emisión de cualquier opinión , de ejercitar una opción u otra.

Pasado un tiempo, dejaremos de ver documentales fascistas y de recibir consignas de sus herederos, no tienen tantos y las repeticiones serán contraproducentes para ellos, pero por desgracia se seguirán encontrando cadáveres republicanos en todos los rincones de España.

Nuestra humilde labor, pero tan digna, acaba de comenzar, de nosotros depende ahora llevarla a buen puerto, y sinceramente, no me queda la más mínima duda de que así será.

Puede que la mayoría de los poetas de la libertad española ya no estén entre nosotros, pero nos quedan sus versos, nuestros antepasados ya no están entre nosotros pero nos queda su memoria, y ni los versos ni su memoria nos pueden arrebatar.

Nada más terminar de escribir este texto, ya formará parte del pasado, luchemos contra esta levedad dejando una profunda huella en el presente.









domingo, 9 de enero de 2011

LA ESCUELA NAVAL POPULAR




La Marina republicana  se enfrentó inmediatamente, al iniciarse la guerra civil, con la falta de mandos capacitados, sobre todo en el Cuerpo General, ya que fueron pocos los miembros de este cuerpo que se identificaron con los principios de la república y muchos los que se unieron a la sublevación franquista.

Los profesionales que podían considerarse neutrales, a la vista del destino de sus compañeros, la gran mayoría prefirió dedicarse simplemente a sobrevivir.


En relación con el Cuerpo de Maquinistas, el 18 de septiembre de 1937, se fusionan la primera y segunda sección del Cuerpo. (D.O 226/1937) y su denominación pasa a ser Cuerpo de Maquinistas de la Armada, el artículo 4º del decreto establecía las plantillas a cubrir :

  • 1     General
  • 2     Coroneles
  • 6     Tenientes Coroneles
  • 15   Comandantes
  • 70   Capitanes
  • 172 Tenientes
Posteriormente, el 10 de octubre del mismos año, se producen los ascensos necesarios para cubrir las vacantes creadas por las plantillas anteriores: 

  • 4    Ascensos a Teniente Coronel
  • 13  Ascensos a Comandante
  • 65 Ascensos a Capitanes entre Primeros, Segundos Maquinistas( 62) y Tenientes de la antigua Sección (3)
  • 33 Ascensos a tenientes entre Segundos Maquinistas
El 12 de noviembre de 1937 se completa el escalafón con el ascenso a Tenientes de 161 Terceros Maquinistas. 


Se ha hecho famosa la frase " la escuadra la mandan los cabos", acuñada popularmente como triunfo republicano, revolucionario: La verdad es que a la vista de las acciones en la mar durante la guerra y su final, se pone de manifiesto lo negativo de esa situación, de ese "mando".

El mando republicano intentó formar cuadros de mando conforme a la jerarquía militar a partir del personal existente, pero siempre existió el problema de los comités de a bordo, a los que se les intentó reconducir por los comisarios políticos.

Para paliar esta situación, el 18 de septiembre de 1937 y ubicada en Cartagena, en el entonces Colegio de Religiosas de San Vicente,  se crea la Escuela Naval Popular, con resultados posteriores más que modestos.

La mayoría de los profesores de la Escuela compartían la enseñanza en ésta con su destino a bordo, provocándose numerosas ausencias temporales, Benito Sacaluga Rodriguez fue uno de ellos.

Se efectuaron dos cursos de 45 días para obtener el cargo de alféreces de navío, no hubo alumnos del Cuerpo de Maquinistas en estas promociones, de los que salieron en total 56 alféreces de navío. También se impartieron cursos ( 2 promociones ) de dirección de tiro y oficialidad en artillería y torpedos. 

En marzo de 1938 se convocaron 100 plazas para efectuar cursos de "oficiales de marina". En la lista de admitidos a exámenes figuraban 19 maquinistas.




Benito Sacaluga





Extractado de" El Cuerpo de Maquinistas de la Armada Española (1850-1940)" pags.644,645,646.







lunes, 3 de enero de 2011

LEY DE LA MEMORIA VERSUS JUICIOS FRANQUISTAS



Declaraciones del Magistrado del Supremo Sr.Martin Pallín, al Diario Público el 14/12/2008

Martín Pallín: "Gracias a la ley, habrá juicios nulos"



El magistrado del Supremo defiende que la ilegitimidad de las sentencias franquistas tendrá efectos jurídicos claros.

José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo, se conoce al dedillo la Ley de la Memoria Histórica. Él colaboró, con el ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, en la redacción de la enmienda de totalidad que Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-ICV) presentó como texto alternativo al del Gobierno. Y después ha asesorado al grupo en las propuestas que ha transaccionado con el PSOE. 

La Ley de la Memoria declarará la “ilegitimidad” de los juicios franquistas. ¿Tiene efectos jurídicos?

Claro, necesariamente. Los juristas utilizamos de forma diferente los conceptos de ilegitimidad, pero eso no es una cuestión insalvable.

¿Pero no habrá un via crucis judicial? ¿No habría sido más sencillo apostar por la nulidad directa?

Se ha llegado hasta donde se ha podido. No obstante, la excusa del PSOE de que la nulidad no era posible porque supondría una injerencia del legislador sobre los jueces... ¡Es un camelo jurídico! ¿No hay división de poderes y soberanía popular? En todo caso, no preveo via crucis. Cada familiar o interesado pedirá la revisión de su sentencia. Mejor aún sería que la Fiscalía asumiese su papel constitucional de defensa de la legalidad.

Más complicado se antoja que los jueces cambien...

Siempre me ha preocupado que los magistrados se apoyen en “el ordenamiento legal vigente” en la época para no revisar las causas. Pero la dictadura nace de un bando de guerra, del exterminio del enemigo. Pero confiemos: gracias a la ley, habrá nulidad de sentencias de facto.

¿Puede verse recortada la ley con el PP en el poder?

En principio, no. La vía judicial es autónoma. Las exhumaciones, los archivos... eso sí que es una voluntad política. De cualquier modo, hay que agradecer al PP que se haya sumado a parte de la ley. Es un buen síntoma.






domingo, 2 de enero de 2011

EL CASTILLO DE OLITE




En la primavera de 1939 y ante la inminente terminación de la guerra civil, se produce en Cartagena la sublevación de parte de los militares que habían permanecido leales a la República.

El ejercito franquista comprendió inmediatamente que la toma de Cartagena, donde aún se encontraba fondeada  el grueso de la armada republicana, y con la toma de Cataluña prácticamente efectuada, significaría el fin de la contienda,  Así, Cartagena, una vez más, adquiría  protagonismo relevante.

Para su toma, el ejercito sublevado dispuso el envío de un fuerte contingente de fuerzas, se habla de más de 20.000 efectivos entre soldados y oficiales, las cuales, transportadas por mar hasta Cartagena, se unirían a las allí sublevadas, harían suya la plaza y todos los efectivos de la Armada quedarían bajo su mando. (1)

Para poder llegar hasta el puerto de Cartagena, se organizaron dos convoyes franquistas, con puntos de partida desde Castellón y Málaga, las expediciones debían atravesar más de 150 millas de costa republicana fuertemente defendida por la artillería. El resultado de esta maniobra se tradujo en un desastre para las tropas franquistas, que fueron incapaces de atravesar la zona de costa protegida, debiendo regresar a sus bases y acusar la perdida de uno de sus barcos, el "Castillo de Olite", que alcanzado por las baterías de costa fue hundido, (7 de marzo de 1939), frente a la dársena del puerto, con el resultado, aún no exacto, de más de 1500 hombres muertos y cerca de 600 entre heridos y prisioneros

Una operación de este calibre y riesgo, debió haber sido planificada concienzudamente y sobre todo con información de primera mano sobre la situación en Cartagena, no obstante hay serias dudas sobre la última decisión. Antes de la partida de la expedición franquista, Cartagena ya estaba nuevamente en manos republicanas, la Brigada 206 había reconquistado la ciudad, asegurando las posiciones de defensa artillera y la Armada había partido para su exilio en Bizerta, en espera de acontecimientos relacionados con la prevista segunda gran guerra. ¿Conocía el alto mando franquista esta situación?

A  pesar de que las tropas republicanas eran conscientes de su inminente derrota, el hundimiento del "Castillo de Olite", hizo resurgir leves esperanzas de que la contienda pudiera prolongarse, al menos hasta el inicio de la ya inminente II Guerra Mundial, albergando la esperanza de la intenacionalización del conflicto español, salvando así a la República, circunstancia que , como todos lamentamos, no se llegaría a producir.

Vuelvo a preguntarme : ¿Conocía el estado mayor franquista la situación en Cartagena en el momento en que ordenó la salida de sus barcos repletos de tropas? Lo lógico sería pensar que desconocía la realidad, que seguía pensando que la ciudad estaba en manos de los sublevados y las baterías de costa inutilizadas. Pero, también sería lógico pensar, teniendo en cuenta el espíritu fascista de los mandos franquistas, que aún conociendo las dificultades a las que se enfrentarían para el desembarco, caso de conocer la verdadera situación, ordenaron la salida de los transportes, con 20.000 almas a bordo. Si se conseguía el objetivo de tomar Cartagena, las bajas humanas no se considerarían, se escribiría una nueva página de caídos por la cruzada, y si se fracasaba en el intento a nadie tenían que dar explicaciones.

El disparo que hundió al Castillo de Olite
Con la desaparición del "Castillo de Olite", se pone fin a la vida de un buque excelente. Construido en 1921 en los astilleros de Rotterdam, navegó bajo varios pabellones, en 1938, transportando carbón bajo la bandera de la Unión Soviética, fue capturado por el crucero auxiliar franquista "Vicente Puchol" y trasladado a Cádiz, hasta que en noviembre del mismo año fue incorporado a la marina franquista como buque de transporte.


Características principales :


  • Desplazamiento bruto : 3.500 Tm
  • Eslora : 110 metros
  • Manga : 16 metros
  • Puntal : 6 metros
  • Velocidad máxima: 10 nudos
Debe su último nombre al Palacio-Castillo de Olite, en Navarra, construido por Carlos III El Noble a finales del siglo XIV, fue lugar de residencia de los reyes de Navarra. Construido bajo los cánones del gótico europeo de la época, representa en todo su conjunto una verdadera obra de arte.

Fuerzas a bordo  del buque mercante Castillo de Olite en el momento de su hundimiento:

  • José Hernandez Arteaga, Jefe de la Expedición
  • Segundo y Tercer Batallón de Infantería de Zamora
  • Tres Baterías de 100/17 mm.del Regimiento de Artillería nº 48
  • Un grupo de Transmisiones
  • Un Tribunal Jurídico Militar al mando de Coronel Antonio Martín de la Escalera
  • Plana Mayor del Tercer Regimiento de la División
El proyectil que hundió al Castillo de Olite fue disparado desde la batería de costa "La Parajola", por la única pieza que quedaba en servicio de las cuatro con que contaba. 




Benito Sacaluga



(1) La Flota sale de Cartagena el 6 de marzo rumbo a Túnez, un día antes del hundimiento del "Castillo de Olite"





La Parajola
Cabo Negrete
Castillitos
Cenizas
Jorel
La Podadera
Navidad
Roldán
San Fulgencio
San isidoro y Santa Florentina
San Leandro
Santa Ana
Sierra Gorda
Tricabotijas Baja
Comandante Royo
General Ordoñez
El Atalayón
Asdrubal
 Galeras
La Atalaya
Aguilones
Conejos


Detalle de cañones Vickers 148/50 de fabricación inglesa
 instalados en las Baterias de Cenizas y Castillitos






Proyectiles de acero perforante
Peso : 885 Kgs.
Carga de TNT : 18 Kgs.