miércoles, 31 de agosto de 2011

EN LA FLOTA, NO TODOS ERAN REPUBLICANOS



No todos los oficiales de la Armada que permanecieron en la Flota eran leales a la República, muchos mantuvieron de forma solapada una actividad hostil a la misma, realizando "labores" de colaboración activa, como miembros o simpatizantes de la “Quinta Columna” y del “Socorro Blanco”, organizaciones de marcado matiz falangista.

Como dato esclarecedor, y según las declaraciones de los dirigentes de la Quinta Columna en la Flota en la posguerra, el Cuartel General del Generalísimo en Burgos, tenía información más abundante y exacta sobre la situación de la Flota en Cartagena, que el propio Ministro de Marina republicano, lo que da una idea de la extensión y eficacia de la trama profranquista en la Base de Cartagena.

Si importante es recordar a aquellos que dieron su vida por la libertad, no lo es menos denunciar a los que colaboraron con los sublevados, haciéndolo de la forma más reprobable para un militar, traicionado a aquellos con los que a su lado supuestamente combatían, y no contentos con ello, denunciarlos ante los consejos de guerra como marxistas o, simplemente, contrarios a la sublevación,  lo que equivalía a su sentencia a muerte o a gravísimas penas de prisión.

No engañaron a los Comités ni a los Comisarios republicanos de la primera época, que sobradamente conocían sus simpatías hacia los rebeldes. Su permanencia en la Flota se debió a otra de las funestas decisiones del, que aberración, Ministro de Marina Indalecio Prieto, que en su afán por lavar la imagen internacional de una flota aparentemente indisciplinada, terminó dejándola, en buena parte, a merced de tramas de oficiales profranquistas, emboscados, derrotistas y saboteadores. Solo la fidelidad y determinación de una pequeña parte de la oficialidad, y especialmente de los auxiliares y suboficiales de los diferentes cuerpos, apoyados por la marinería, así como el recuerdo -siempre presente- de las medidas expeditivas adoptadas al comienzo de la rebelión contra los facciosos, mantuvo el control de la Flota a las órdenes del gobierno republicano.

En abril de 1939 el franquismo inicia un procedimiento judicial sumarísimo para depurar responsabilidades de los jefes y oficiales de los diferentes Cuerpos de la Armada, sumarísimos de urgencia conservados en el Archivo Naval del Arsenal Naval de Cartagena. Uno de ellos, el número 250/39, se refiere a los jefes y oficiales de Intendencia de la Armada,  que habían permanecido destinados en la Base Naval Principal de Cartagena durante la contienda.

De las declaraciones de los encausados se desprenden con profusión de detalles todas las actividades que realizaron durante la guerra encaminadas a favorecer la victoria franquista, así como las relativas a las reuniones mantenidas en los momentos previos a la sublevación de julio de 1936, con indicación de las deliberaciones y relación de los Jefes y Oficiales asistentes, con  indicación de su postura a favor o en contra del golpe.

Resulta imposible reproducir la totalidad del sumario, me limitaré pues a aquellos pasajes en los que sale a relucir el nombre del Tte.Coronel  Maquinista Benito Sacaluga.

La declaración de uno de los encausados, el teniente coronel Alfredo Arrabal Gómez, después de citar numerosos jefes y oficiales que avalarían su “irreprochable conducta” (a favor de rebelarse) efectúa las siguientes manifestaciones, las cuales transcribo literalmente :

"Siempre efectué propaganda sostenida y entusiasta de las emisiones nacionales, captación de los débiles o indiferentes, explicándoles las finalidades del movimiento salvador.
Traté preferentemente y he conocido por referencias a numerosos jefes y oficiales e incluso alumnos de estas categorías por lo que se hace dificil una enumeración completa y detallada.
Favorables en un principio al alzamiento salvador, sin que ello prejuzgue el que halla otros que en este momento no recuerde, puedo citar, del Cuerpo General a los jefes Sierra Carmona y García Freire, Oficiales De la Puerta y Manero, del Cuerpo de Intendencia jefes y oficiales Miguel López, de Ortega, Cuteiro, Rosendo, Quiral, Lobera, Anacini, Guzmán, Sicilia, Ortí, Cabreiro, Carrasco, Montoya,etc.. del Cuerpo de Ingenieros los Jefes Parga y Vargas, de Artillería Ciriquian, Pallarés, Llobregat, etc... del Cuerpo Jurídico Señan, Bahamonde, Querol, Martin, Padrón, Muñoz Delgado, etc...de Infantería de Marina Fernando Luque ,Basilio Fuentes, de Maquinistas Nieto ,Manzanera, etc...
Jefes y oficiales no afectos en un principio al movimiento salvador considero entre otros a Tte.Coronel Maquinista Sacaluga, de Ingenieros, Echevarría, del Cuerpo Medico, Marcano, Hermans, del Cuerpo General, Horacio Pérez, de Artillería Monreal, etc...etc...aparte de muchos que desaparecieron o se fugaron con la Flota roja."
Cartagena 5 de abril de 1939.

Consideraciones sobre la declaración :

Una idea de las irregularidades de todos estos procesos, preparados de antemano, la da claramente la inclusión en el sumario del término etc... referido a personas involucradas en una u otra opción.

Un dia antes, el 4 de abril de 1939 se inició la causa contra el Tte.Coronel Maquinista Benito Sacaluga, el día 5 tuvieron lugar sus primera declaraciones efectivas.

El declarante en el Sumario conoce perfectamente cuales son los marinos republicanos que habían sido detenidos o podían serlo por las tropas franquistas, de los que según él desaparecieron (mejor dicho murieron) o se exiliaron a Bizerta, no cita ningún nombre.

De los ocho jefes y oficiales del Cuerpo de Intendencia juzgados en este sumario por haber pasado la guerra en zona republicana, todos fueron absueltos menos uno que únicamente es condenado a seis meses de arresto sin separación del servicio. Las razones de estas sentencias son obvias y se han denunciado al principio de la pagina.

Todos siguieron con honores sus carreras, ocupando durante el franquismo puestos de gran relevancia dentro de la Armada.




Benito Sacaluga

jueves, 25 de agosto de 2011

EL OTRO JAIME I






Mucho se ha escrito en este blog sobre el Acorazado Jaime I,  de la Flota Republicana, nada sobre el vapor que bajo el nombre de Rey Jaime I, propiedad de la Compañía Trasmediterranea destinado a funciones comerciales, pasó en 1936 a prestar servicio al mando de las fuerzas sublevadas con el nombre de "Buccari".

Vapor Rey Jaime I




Puesto en servicio en 1911 pasó a realizar  el trayecto Palma - Barcelona de forma regular.

En 1936 se encontraba en Palma de Mallorca efectuando reparaciones,el ejercito sublevado se encautó del mismo junto a otros buques comerciales de la Cia.Trasmediterranea.  Mientras que se efectuaban las reparaciones fue utilizado como cárcel franquista, una vez que el navío pudo navegar se dirigió a Italia con bandera falsa y bajo el nombre también falso de Buccari,protegido por buques de guerra italianos, con el objeto de ser artillado.

En Italia se le instalaron un cañón de 120 mm, ametralladoras y defensas antiaéreas de 76 mm.

Durante la guerra efectuó diversas misiones de transporte de tropas y material de guerra procedentes de Italia. Participó en el apresamiento del mercante Mar Negro procedente de la unión Societica y cargado con más de 200 camiones y suministros de guerra.




Terminada la guerra volvió a la actividad comercial, En 1955 se le efectuaron las modificaciones necesarias para su funcionamiento por fuel en lugar de carbón. Fue desguazado en 1967.


CARACTERÍSTICAS


Desplazamiento  4320 Tm.
Registro de carga  1167 Tm.
Eslora 94 m
Manga 11,50 m
Puntal 8 m
Calado 5,10 m 
Potencia máquina 4000 CV
Velocidad máxima 18 nudos


Vapor Rey Jaime I.



miércoles, 24 de agosto de 2011

ULTIMA ALOCUCIÓN DEL COMISARIO DE LA FLOTA REPUBLICANA




El día 4 de marzo de 1939, ante el imparable avance de las tropas rebeldes sobre Cartagena, el Comisario General de la Flota Republicana, D.Bruno Alonso, se dirige a los marinos republicanos antes de tener conocimiento del decreto de Negrín entregando los mandos principales del ejército a los comunistas, en el que se nombraba Jefe de la Base Naval de Cartagena al destacado comunista Francisco Galán. Todo el mundo juzgó estos nombramientos como un verdadero golpe de Estado, en virtud del cual el Partido Comunista se apoderaba de todas las palancas del poder, y fue sin duda esto lo que hizo a los jefes militares desistir del acuerdo de no derrocar al Gobierno Negrín. Si en toda España la situación era gravísima, lo era tanto más en Cartagena, donde un conjunto de circunstancias dieron lugar a consecuencias muy diferentes de las que el Gobierno se proponía.





*Alocución de D.Bruno Alonso 



Como han podido ver comandantes y comisarios en la reunión celebrada con nuestro almirante y Estado Mayor, el señor jefe de la flota explicó cumplidamente cuál es el momento actual y lo que con tal motivo piensa y estudia el Mando.
En su virtud, sabemos que se hacen por el Gobierno gestiones para llegar a una paz lo más justa para todos, y que tanto nuestro jefe como este comisario general han de estar muy atentos a todo cuanto suceda, por cuya explicación comandantes y comisarios ofrecieron al Mando de la Flota, además de su completa satisfacción, su absoluta lealtad y su plena colaboración, permaneciendo todos en sus puestos de combate con incondicional adhesión a las órdenes del Mando.
Quede, pues, bien claro y bien terminante que el Mando de la Flota, además de estar en su puesto aguantando como todos las bombas del enemigo, está también muy atento para que nadie la olvide.
Ahora bien; el honor y el recuerdo de nuestros queridos muertos con la historia de nuestra flota, sus mandos y dotaciones, y más aún, aquellos que el 18 de julio dieron los barcos al pueblo, exige que no se manche en estas horas dramáticas; hay que exigir, imponiendo a todos ¡serenidad absoluta!, y hay que exigir e imponer esa serenidad a quienes la pierdan, manteniendo la razón con la razón, pero prevenidos y a tiempo para cortar por el fuego cualquier deserción o infamia.
El comisario y sus auxiliares —que deben serlo todos— permanecerán en su puesto sin descuidarse un instante al lado del comandante, mostrando con su presencia la estrecha hermandad que los une, y si fuese necesario que con su sangre se cubra la vida de nuestros mandos, que sea en ellos el primero el comisario político, pero ¡atención, atención, amigos! Que en esa hermandad suprema que nos une en nuestra Flota, ¡que nadie duerma su guardia! y que cualquier impaciencia, la traición o la infamia no sorprendan a ninguno.
Los cañones de nuestra Flota valen por toda una plaza, y la bandera que arbola es bandera de combate, y lo mismo que al izarla le rendimos nuestro honor, al arriarla se hace con el mismo honor y ¡derechos!
 A bordo del crucero Miguel de Cervantes, 4 de marzo de 1939»



El Tte.Coronel Maquinista Benito Sacaluga, fue testigo, sin duda alguna y en primera fila, de estas palabras y consignas, las respetó y cumplió hasta las últimas consecuencias.



Benito Sacaluga

* Extractado de "La Flota Republicana y la guerra civil de España" Bruno Alonso.Editado por el autor en México en 1944.




viernes, 19 de agosto de 2011

EL CRUCERO REINA MERCEDES

**Texto en cursiva extractado del libro "Combates y Capitulación de Santiago de Cuba" , de D.José Müller y Tejeiro , Teniente de Navío de Primera, Segundo Comandante de Marina de la provincia española de Santiago de Cuba, publicado en 1898.

Crucero Reina Mercedes
Acuarela.

El Reina Mercedes fue construido en el Arsenal Naval de Cartagena y botado en septiembre de 1887. Con un armamento principal compuesto por seis cañones González-Hontoria de 160 mm, montados lateralmente, y cinco tubos lanzatorpedos fijos de 356 mm,con 380 tripulantes este buque formaba parte de la clase de cruceros Reina Cristina. Disponía  de un aparejo de 1.725 m2  de velas, disponiendo además de propulsión por medio de una máquina alternativa y una hélice que le proporcionada una potencia nominal de 4.100 CV. Fué hundido en 1898, siendo reflotado por la marina estadounidense, eliminandose el aparejo, para su utilización como buque auxiliar, siendo finalmente desguazado en 1957.
En 1893 fue destinado a Santiago de Cuba como integrante de la escuadra de instrucción, donde sirvió inicialmente, y en 1895, fue designado como buque insignia de las fuerzas navales españolas en Cuba.

El Crucero Reina Mercedes hundido.


**En 1898 las defensas artilleras del puerto de Santiago de Cuba eran mínimas, casi en su totalidad compuestas por piezas de bronce e incluso hierro, de carga por boca, extremadamente lentas de preparación para el disparo, por cada proyectil lanzado por  estas piezas, el enemigo efectuaba veinte. Para reforzar las baterías de costa se instalaron únicamente seis piezas de retrocarga,: 2 Obuses Mata de 15 cms, 2 Cañones Krupp de 9 cms y dos piezas Plasencia de 8 cms, todos ellos ineficaces contra cruceros y acorazados debido al pequeño calibre de su munición. No obstante con estas piezas se logró contener a la escuadra americana, desde el 18 de mayo hasta el 17 de julio.
El Reina Mercedes, comandado por el Capitán de Navío D.Rafael Micón, se encontraba fondeado en la bahía, no pudo zarpar hacía La Habana a causa del mal estado de sus calderas, causa por la cual se le auguraba un papel muy secundario en los acontecimientos próximos, sin embargo la participación de sus baterías y de su dotación en la defensa del puerto de Cuba fue providencial.
El Mercedes, con una dotación considerablemente reducida a causa de enfermos y bajas, pero subordinada y entusiasta, dirigida por oficiales celosos de su labor e incansables en el esfuerzo, queda el día 23 de marzo amarrado y se procede a echar abajo las vergas, calar masteleros y blindar la amura de estribor con las cadenas de las primera y cuarta anclas, a efectos de resguardar del fuego enemigo la cámara de torpedos.
El día 26 , siguiendo ordenes superiores, tuvo que deshacer todo lo hecho y volver de nuevo a fondear en  la bahía, hasta que pocos días después volvió al primitivo punto de amarre, realizando nuevamente las faenas de calar, blindar la amura, etc...
El día 7 de mayo se comenzó el desmontaje de 4 cañones Hontoria de 16 cms, quedando el buque solo con los dos de proa para defender la boca del puerto y líneas de torpedos. De los 4 cañones desmontados , dos se subieron a la batería Socapa, los otros dos se montaron en Punta Gorda, montaje y transporte que efectúo parte de la tripulación del Mercedes (50 marineros) junto con 40 hombres de la guerrilla del Capitán Mateu, su misión  el ataque directo a los buques estadounidenses.
Igualmente la dotación del Mercedes instaló en la parte baja de la Socapa y al objeto de defender las lineas de torpedos, las siguientes piezas :
  • Un cañón Nordenfeldt de 57 mm,del Mercedes
  • Cuatro cañones revolver Hostchkiss de 37 mm,  del Mercedes
  • Una ametralladora Nordenfeldt de 25 mm
al frente de esta batería quedó el Teniente de Navío Sr.Camino.
Obvio es decir que todas las piezas instaladas ( 11 cañones ) estaban a cargo de la dotación del Mercedes y al mando de sus Oficiales, los cuales también se ocuparon de dos casetas de torpedos.
Cuando el Mercedes dejo el fondeadero de la Socapa y regresó a la bahía, a causa de las muchas bajas que alli sufrió pasivamente, los buques americanos lanzaron sus proyectiles atacando a un buque que sabían desarmado, no quedando ya más que su casco, se fue a pique en el canal de entrada, logrando oponerse, aún después de muerto, a la entrada del enemigo, Paz a sus restos.**

Benito Sacaluga



miércoles, 17 de agosto de 2011

FRENTE AL CABO DE PALOS



Dejo a continuación copia de la letra de la canción "Frente al cabo de Palos" compuesta con motivo del hundimiento del crucero Baleares por parte de la marina republicana. 





Frente al Cabo de Palos
sobre las aguas
retumban los cañones
sobre las llamas.


¿Qué será? ¡Ay! ¿Qué pasará,
qué habrá sucedido?
Que en el campo faccioso
todo es fingido.


¿Qué será? ¡Ay! Qué pasará
¡ay! ¿qué habrá pasado?
Que ruge Mussolini
y suspira Franco.


Para qué tantos humos
tantos faroles
si nuestros marineros
son españoles.


¿Qué será? ¡Ay! 
¿Qué pasará, qué estará pasando?
La Marina española
que está luchando.


¿Qué será? ¡Ay! ¿Qué pasará,
qué habrá sucedido?
La Marina española
que ya ha vencido.


Tanto Alemán que tienen,
tanto Italiano,
y a un Español le basta
sólo una mano.


Y lo ven
y lo van a ver
como al «Baleares»
Al «Cervera» y «Canarias»
bajo los mares.


Y lo ven
y lo saben bien
y ya lo habéis visto
Qué hacen los Españoles
con el fascismo.












Benito Sacaluga

sábado, 13 de agosto de 2011

ANIVERSARIO ESPAÑOL



¿Cómo vemos hoy y desde nuestra perspectiva, los sucesos que tienen lugar en otros países en aras de la libertad y el final de las dictaduras, por ejemplo el caso libio?

Desde la distancia y la falta de compromiso se puede optar a una interpretación objetiva, que no simple, de los acontecimientos.

El alzamiento militar que tuvo lugar en España del 18 de julio de 1936, se vio e interpretó de forma unánime desde todas las naciones libres.

Reproduzco a continuación parte del discurso pronunciado por Octavio Paz en París, el 19 de julio de 1951, compartiendo tribuna con Albert Camus y en el que a modo de colofón se leyeron varios poemas de Antonio Machado.

“La fecha que hoy reúne a los amigos de los pueblos hispánicos preside, como un astro fijo, la vida de mi generación, luz y sangre. Así permitidme que recuerde lo que fue para mí, y para muchos hombres de  mi edad,el 19 de julio de 1936.
Nada más distinto que tener veinte años en 1951 que haberlos tenido en 1936.En aquella época todo nos parecía claro y neto. No era difícil escoger. Bastaba con abrir los ojos : de un lado, el viejo mundo de la violencia y la mentira con sus símbolos : el casco, la cruz,.....; del otro, un rostro de hombre, alucinante a fuerza de esculpida verdad, un pecho desnudo y sin insignias. Un rostro, miles de rostros y pechos y puños. El 19 de julio de 1936 el pueblo español apareció en la historia como una milagrosa explosión de salud. 
La imagen no podía ser más pura : el pueblo en armas y todavía sin uniforme. Algo tan increíble e inaudito y , al mismo tiempo, tan evidente como la súbita irrupción de la primavera en un desierto. Como la marcha triunfal del incendio. El pueblo – vulnerable y mortal -, pero seguro de si y de la vida, La muerte había sido vencida. Se podía morir porque morir era dar vida. Cuerpo mortal : cuerpo inmortal. 
Durante unos meses vertiginosos las palabras, gangrenadas desde hacía siglos, volvieron a brillar, intactas, duras, sin dobleces. Los viejos vocablos – bien y mal, justo e injusto, traición y lealtad – habían arrojado al fin sus disfraces históricos. Sabíamos cual era el significado de cada uno, tanta era nuestra certidumbre que casi podíamos palpar el contenido, hoy inasible, de palabras como libertad y pueblo, esperanza y revolución. El 19 de julio de 1936 los obreros y campesinos españoles devolvieron al mundo el sabor solar de la palabra fraternidad. Desde México veíamos arder la misma hoguera. Y las llamas  nos parecían un signo : el hombre tomaba posesión de su herencia. El hombre empezaba a reconquistar al hombre.
El rasgo original del 19 de julio reside en la espontaneidad fulminante con que se produjo la respuesta popular. La sublevación militar había dislocado toda la estructura del Estado español. Despojado de sus medios naturales de defensa – el ejercito y la policía – el gobierno se convirtió en un simple fantasma : el del orden jurídico frente a la rebelión de una realidad que la Republica se había obstinado en ignorar. El gobierno no tenía nada que oponer a sus enemigos. Y en este momento aparece un personaje que nadie había invitado : el pueblo. La violencia de su irrupción y la rapidez con que se apoderó de la escena no solo sorprendió a sus adversarios sino también a sus dirigentes. Las organizaciones populares, los sindicatos, los partidos y eso que la jerga política llama el “aparato” fueron desbordados por la marea. 
En lugar de que otros, en su nombre y con su sangre, hicieran la historia, el pueblo español se puso a hacerla, directamente, con sus manos y su instinto creador. Desapareció el coro : todos habían conquistado el rango de héroes. En unas cuantas horas volaron en añicos muchos esquemas intelectuales y mostraron su verdadera faz esas teorías, más o menos maquiavélicas y jesuíticas, acerca de la “técnica del golpe de estado” y la “ciencia de  la revolución”. De nuevo la historia reveló que poseía más imaginación y recursos que las filosofías que pretenden encerrarla en sus prisiones dialécticas. Lo que ocurrió en España el 19 de julio de 1936  fue algo que después no se ha visto en Europa  : el pueblo, sin jefes, representantes e intermediarios, asumió el poder. No es este el momento de relatar como lo perdió, en doble batalla.”


Benito Sacaluga

jueves, 11 de agosto de 2011

LA DOTACIÓN DEL ISAAC PERAL






En entradas anteriores he informado de la relación que el Tte.Coronel Maquinista Benito Sacaluga tuvo con el submarino que, procedente de astilleros estadounidenses, entró a formar parte de la Armada Española con el nombre de Isaac Peral. Relación que comprende desde su recogida en EE.UU y su traslado a España en julio 1917, hasta el último destino que tuvo en el submarino.

Noventa y cuatro años después la Revista General de la Marina, editada por el Ministerio de Defensa, en su número correspondiente al mes de julio de 2011, publica una reseña del acontecimiento en la que incluye una relación de la dotación del submarino con motivo de la concesión a toda ella de la Cruz al Mérito Naval con distintas categorías, y que reproduzco a continuación :


Comandante Capitán de Corbeta Fernando de Carranza.

Alférez de Navío Luis de Vial.
Alférez de Navío J. Mª de Rotaeche.
Primer Maquinista Francisco Hernandez.
Segundo Maquinista Antonio Hernandez.
Tercer Maquinista Antonio Santos.
Tercer Maquinista Benito Sacaluga (distintivo rojo pensionada con 7,50 pts.mensuales)
Tercer Maquinista Bartolomé Tous
Tercer Maquinista Antonio Barreda.
Tercer Maquinista José Fontan
Tercer Maquinista Manuel Ortega.
Segundo Contramaestre Casimiro Castro.
Cabo Radio Antonio Garcia.
Cabo Radio José Martinez
Cabo Radio Aurelio Mediavilla.
Cabo Radio Bernando Alonso.
Cabo Radio Salvador Lledó
Artillero Manuel Conesa
Marinero Radio Julian Cecilia.
Fogonero Preferente Juan Carmona.
Fogonero Preferente Antonio Piñeiro.
Fogonero Preferente Andres Mariño.
Fogonero Preferente Cándido Casal.

Si repasamos la dotación podemos comprobar que de un total de 23 marinos, más de la mitad ,12 en concreto, pertenecen al Cuerpo de Máquinas, lo que nos da una idea de las dificultades que se preveían en el viaje a España, a bordo de un navío de funcionamiento y reacciones en la navegación desconocidas, a pesar de la larga temporada que la tripulación paso en EE.UU. en funciones de adiestramiento y prácticas.

Es de agradecer al Ministerio de Defensa y en particular a los editores de la Revista General de la Marina el recuerdo y reconocimiento hacia los marinos que intervinieron en esta especial misión.



Benito Sacaluga







domingo, 7 de agosto de 2011

REPRESIÓN LABORAL EN CARTAGENA


Escudo de Cartagena


(1).En términos absolutos, cerca de 4.000 cartageneros ,fueron detenidos encarcelados o procesados en los meses que siguieron al final de la guerra. uno de cada ocho hombres entre 15 y 60 años sufrió esta situación, el número de mujeres no está determinado.

La IV División Navarra entrando en Cartagena,
el 30 de marzo de 1939.

Todas las medidas de inserción laboral de los excombatientes estaban destinadas a proporcionar un puesto de trabajo a los vencedores y sus familiares más directos.Para los vencidos, el principal problema para sobrevivir era encontrar un puesto de trabajo. La depuración política no solo afectó a los funcionarios civiles y militares, sino también a los trabajadores de las industrias ligadas a la defensa,participadas por el Estado, o a las empresas publicas o privadas de servicios públicos, SECN,Maestranza,Arsenal,Fabrica de Cartuchería del Parque de Artillería,Telefónica, Ferrocarriles,Gas Levante,Aguas Inglesas de Cartagena,Unión Eléctrica,Banco de España.....

En Cartagena 6.178 funcionarios fueron sometidos a procesos de depuración política.Este grupo comprendía tanto a civiles y militares como a profesionales liberales, médicos, abogados, maestros,ingenieros, etc. Asimismo otros 6.667 trabajadores ligados a a las empresas de defensa y a los servicios públicos también fueron obligados a someterse a un proceso de depuración. En total 12.845 cartageneros, el 22,50 % de la población activa,tuvieron que pasar por procesos de depuración política y profesional. Procesos en los que se exigía la colaboración de los ciudadanos para aportar pruebas en contra de   los procesados.



Requisitoria publicada el 31 de julio de 1939 en Cartagena Nueva:


JUZGADO MILITAR ESPECIAL DE FUNCIONARIOS CIVILES


Por la presente se requiere a cuantas personas conozcan las actividades durante la dominación roja, de los funcionarios que se citan a continuación,para que comparezcan ante este Juzgado,sito en la calle de Gisbert (Escuelas Graduadas) durante los cinco días siguientes a esta fecha,para deponer en el expediente que se sigue a aquellos.

MAESTROS NACIONALES

Concepción Navas San Juan
Francisca Ureña de Bay
María Parvieux Galvache
Juan Luis Latesta García
María Zarco Alcaraz
Guillermo Más Manzanera
Mª Resurrección Blanes Murciano
María Felipe Molles
Carlos Campos Herrero
María Pilar Montero del Amo
Eduardo Satorres García
Antonio García Espla
Concepción Tomás Soler

CATEDRÁTICO

Manuel Zamorano Ruiz

PROFESOR DE MATEMÁTICAS

Ignacio Foch de Porras

INGENIERO DE MINAS

Simón Martí Mancha

INGENIERO INDUSTRIAL

Andrés Tuduri Martinez

PERITO QUIMICO

Ana María Cegarra Salcedo

EMPLEADO DEL ESTADO

Francisco Esteban Artieda

No tenían nada contra ellos,nada, pero había que asegurarse, haciéndoles correr el riesgo de sufrir una falsa denuncia, fruto del revanchismo o la envidia, que diera con ellos en el paredón, la cárcel o la exclusión social y laboral.

Del total de los procesados, casi 7.000, más de la tercera parte serian despedidos o se les impediría ejercer su actividad como profesionales liberales. A ello hay que añadir que entre un 15 y un 20% más,fueron sancionados con despidos temporales,congelación  o mengua de su categoría profesional.

Un informe del Jefe Provincial de Falange de Murcia, Santiago Guillén Moreno, de fecha octubre de 1939, manifestaba 
"... el problema del paro puede incrementarse de no intervenir la primera autoridad civil impidiendo de manera absoluta que los patronos dejándose llevar de un mezquino deseo de revancha procedan por decisión propia a expulsar obreros, sin esperar al acuerdo de las autoridades judiciales..."
Miles de obreros habían sido despedidos en las empresas cartageneras.Las minas de Cartagena y La unión no empezaron a trabajar hasta julio de 1939. En La Constructora habían sido despedidos todos los trabajadores. Otras empresas como la Sociedad Minero-Metalúrgica de Peñarroya, S.A. procedió a despedir a trabajadores que llevaban más de quince años en la empresa, todos ellos de edades comprendidas entre los 61 y los 74 años.

La veda del despido se abrió hasta tal punto que las propias autoridades falangistas tomaron nota de esta realidad que empeoraba la situación existente en la provincia: 
  • 23.000 parados entre hombres y mujeres
  • 34.000 niños recogidos por el Auxilio Social
La colectividad cartagenera afectada superaba al 25% de la población, sin recursos, sin empleo y dependiendo de la caridad falangista (Auxilio Social), quien en septiembre de 1939 ya había repartido más de 215.000 raciones de comida, es decir más de 7.000 diarias.

Incluso aquellos que tenían trabajo bien remunerado no andaban muy bien alimentados, en una inspección sorpresa de las tarteras de comida de 285 obreros de la Constructora Naval (SECN), se encontró lo siguiente :
  • 70 iban sin nada absolutamente que comer
  • 49 llevaban exclusivamente naranjas
  • 32 llevaban tortas de cebada
  •  3 con guiso de patatas y pescado
  •  4 con guiso de pescado solo
  • el resto cantidades reducidas de boniatos, acelgas,nabos, zanahorias o bellotas.



Benito Sacaluga



(1).-Extractado de Cartagena Histórica.CM nº 34.Marzo 2008.



Mapa de seguimiento del Blog