miércoles, 16 de mayo de 2018

EL CRUCERO "LIBERTAD" . OPERACIONES 1936 / 1937









(1) El desembarco en la isla de Mallorca.


El día 1 de Septiembre de 1936, acompañados del “Jaime I”, salimos hacia las Baleares, a media velocidad, no llegando a Mahón hasta la noche del siguiente día, por haber tenido que dar un rodeo grandísimo  para que nuestro paso permaneciera en el mayor secreto para los facciosos mallorquines.

"Marqués de Comillas"
En la madrugada del día 3, nos dirigimos al sur de Mallorca, frente a Manacor, donde nos encontramos al “Jaime I”, al "Torpedero 17", un Submarino tipo B, al guardacostas “Tetuán” y al transatlántico “Marqués de Comillas”, además del mercante “Mar Negro”.

Se trata de proteger la retirada y reembarque de la columna leal que había desembarcado en la isla bastantes días antes. Es jefe de dicha columna el capitán Bayo, quien se encontraba, no obstante, confiado en la pronta caída de la isla en poder de las armas republicanas.

Como la Flota ha de cooperar con sus fuegos a la operación de reembarco, unos miembros del E. M. de la columna vienen al acorazado y a nosotros para marcarnos los objetivos a cañonear. El “Jaime I” empieza enseguida a actuar sobre el pueblo costero en cuyas inmediaciones estamos, siguiéndole después nosotros, que disparamos cuatro salvas sobre una batería emplazada al lado de una iglesia, tres de cuyos cañones desmontamos.

Las fuerzas leales están ya en tierra concentrándose para la retirada. En dichos momentos llegó a nuestro costado el "Torpedero 17", a cuyo bordo va el ¡efe de la columna de desembarco, capitán Bayo, al cual se le había mandado aviso. Nos saluda a todos el visitante, pasando a hablar seguidamente con el Jefe de la Flota y Comité Central, a quienes dice que, a pesar de lo difícil de la operación, tiene confianza en llevarla a cabo bien. Se contraría bastante cuando se le comunica la orden recibida del Ministerio, a virtud de la cual, los barcos deben salir para Málaga,

A las tres, nos atacan dos trimotores facciosos, sin consecuencias. Nuevamente sufrimos otro ataque de aviación, a las 7,30, aunque esta vez por cuatro aparatos, con igual resultado negativo. La columna de desembarco encuentra muchas dificultades en tierra, pues los rebeldes han concentrado frente a ella todas sus fuerzas. Y acabamos por enterarnos de que el Mando de las fuerzas combinadas ha decidido realizar inmediatamente la operación, reembarcando a la gente para trasladarla a los frentes de la Península, donde hacía más falta por el momento. Los milicianos no se resignan a ello, pero acaban por convencerse de la necesidad.

Guardacostas "Tetuán"
A las 10 de la noche, se nos acerca el “Tetuán”, con instrucciones de Bayo, para que nos acercásemos lo más posible a tierra, frente a Cala Cervera, al objeto de empezar a recoger la fuerza desembarcada, cosa que verificamos enseguida nosotros y el acorazado. Son las dos, cuando llegan las primeras barcazas con la gente, operación que se prolonga toda la noche, hasta que, a eso de las ocho de la mañana del nuevo día, nos hicimos a la mar convoyando al “Mar Negro”.

La expedición al Norte.

A las 5 de la tarde del día 21 de Septiembre salía de Málaga la Flota Republicana, rumbo al Cantábrico. Hasta la mañana del día 25, no avistamos Cabo de Peñas, en cuyas proximidades vislumbramos un pequeño bulto, que luego resultó ser nuestro sumergible “C 4”, el cual vino hacia nosotros para trasladarnos una orden del Ministerio, por virtud de la cual, tres destructores tenían que seguir a Santander, entrando el grueso de la Flota en Gijón. 

Antes de la entrada en el Cantábrico, se hicieron ejercicios de combate en todas las unidades, proviniéndonos, además, contra la posibilidad de minas, ya que parecía haber estado dedicado a su fondeo, previamente, el destructor en poder de los facciosos “Velasco”, que patrullaba por aquellas aguas.

AI parecer, según nos contaron las autoridades civiles y militares, así como los dirigentes politicos y sindicales venidos a bordo o nuestra entrada en el puerto asturiano, nuestra presencia había causado, al primer momento, gran confusión, dada la semejanza del “Jaime I” con el “España” y la nuestra con el “Almirante Cervera”, tomándonos algunos por rebeldes y creyendo que los destructores, en vez de acompañarnos, estaban evolucionando para atacamos.

Belarmino Tomás Alvarez
Diputado del Frente Popular por Asturias /(1936)
Entre las personalidades que vinieron a saludarnos, figuraban los dirigentes revolucionarios socialistas González Peña y Belarmino Tomás, además del comunista Manso, quienes arengaron a las dotaciones. Por la tarde, multitud de embarcaciones rodeaban a nuestros barcos, destacando en ellas el personal femenino, que parecía muy entusiasta.

Cuando , al día siguiente, abandonábamos dicho puerto, distinguimos, a lo lejos, un buque de guerra que nos llenó de sospechas. Destacáronse a reconocerlo nuestros destructores, resultando ser un crucero alemán, que se dirigía al propio Gijón y que, al vernos salir, dió vuelta, poniendo el mismo rumbo que el nuestro. Llegamos más tarde a Bilbao, en uno de los puertecítos de cuya ría se hallaba fondeado el destructor inglés «H 76», que nos habló por scott (2), dándonos la numeral (3).

El día 27, nos hicimos a la mar, con objeto de reconocer la costa basta la frontera francesa. En el camino, avistamos un buque cablero alemán, muy cargado, y, luego, un crucero de la misma nacionalidad. También distinguimos, surto en un puerto de aquella costa, otro barco de guerra germano, pero más pequeño.

A las 10‘30 horas, estábamos a la vista de Deva, cuyos objetivos atacamos, con seis salvas cada navío, el “Jaime I”, el “Miguel de Cervantes” y nosotros, continuando a San Sebastián, a cuya altura estábamos a la una de la tarde, prosiguiendo hacia Fuenterrabía, en cuyas aguas se encontraba un destructor británico. Cuando arribamos, al día siguiente, a Santander, la dotación del “Tiburón” nos contó toda la odisea de El Ferrol y lo relativo a la vigilancia establecida por los insurrectos, a todo lo largo de la costa, mediante «bous» artillados.

Salimos todas las unidades para Bilbao el día 29. Teníamos noticias de que habían sido colocadas nuevas minas a su entrada, de ahí que avanzásemos a poca marcha y con mucha vigilancia. Hubo un momento de gran emoción, cuando el “José Luis Diez” iza nuestra numeral junto a la de peligro. Y era que nos habíamos metido por una zona que no había sido todavía rastreada. En Bilbao nos enteramos de que el “Velasco” se hallaba en San Sebastián, a nuestro paso por allí, y estuvo a punto de caer en nuestras manos.

El día 30, hicimos una salida -aunque infructuosa-  para buscar al “Cervera”. Posteriormente nos enteraríamos de que dicho buque, así como los restantes piratas, había sido retirado de aquellas aguas, ante nuestra presencia,  estando merodeando ahora por el Estrecho de Gibraltar.

Crucero "Miguel de Cervantes"
En compañía del “Miguel de Cervantes”, el “José Luís Diez” y el “Escaño”, entramos en Santander el día 10 de Octubre, Allí, se encontraban el “Jaime I”, “Almirante Antequera” y el submarino “C 3”. Hasta el día 13, estuvimos prestando servicio todos los barcos en aguas cantábricas. En dicha fecha, recibimos orden de regresar a1 Mediterráneo. Había que levantar el bloqueo que los facciosos, concentrando allí todas sus unidades, habían establecido en el Estrecho de Gibraltar.

De paso, comprobaríamos la confidencia que se nos había hecho, relativa a un supuesto convoy que el enemigo trataba de entrar por Vigo, convoy que conducía a los reclutas canarios de la quinta del 34. Para poder hacer buenas exploraciones en este sentido, llevamos un aparato marca «Savoia», que embarcó el “Jaime I”. Y nos hicimos todos a la mar en busca de adversarios... Pero no tuvimos fortuna en la búsqueda. El viaje se deslizó sin el menor incidente, a excepción de unos cuantos pesqueros vigueses hallados al pasar, cuyos tripulantes nos dieron muestras de las atrocidades que cometían los facciosos. Era el 18 de octubre, cuando arribábamos a Málaga, de paso hacia Cartagena.

Barrido sobre la costa rebelde andaluza.

En la noche del 23 de Abril de 1937, la Flota Republicana abandonaba su Base Naval (Cartagena), rumbo al Estrecho. Durante 1os meses últimos, nuestros barcos de guerra habían realizado una intensa campaña de protección de convoyes, luchando contra el espionaje al servicio de los facciosos practicado ininterrumpidamente por navíos alemanes e italianos, con los cuales hubo varios momentos en que estuvo la cosa a punto de pasar a mayores.

Pues bien; como el “Jaime I” estaba en Almería, salieron a buscarlo dos destructores. Los demás, se unieron al “Libertad” y al “Méndez Núñez”, empezando la navegación. Fuera, topamos con el consabido barquito alemán de turno, para despistarlo
tuvimos que hacer multitud de evoluciones. En la mañana siguiente, navegando al Oeste, avistamos a1 “Jaime I”, que iba acompañado por el “Gravina”, “Almirante Miranda” y “Lazaga”, se nos incorporaron todos. Inmediatamente se destacaron el “Lepanto” y “Sánchez Barcáiztegui" hacia Málaga, cuyos objetivos empezaban a cañonear a la una de la tarde, siendo repelidos por las baterías de tierra.

A las cuatro de la tarde, se operaba contra Motril. Nueve unidades abrieron su fuego contra los puntos estratégico. Cuarteles, puentes, fábricas de azúcar (en plena producción), central eléctrica, etc., todo fue certeramente batido, corriéndose la acción por la costa hacia Torre del Mar. Sólo una batería, desde Motril. contestó débilmente. A las seis y media, nos atacaba un aparato enemigo, que huyó pronto; luego, avistamos varios aparatos más, que no se acercaron.

Terminada la operación de castigo, el “Jaime I” volvió, escoltado para Almería, regresando los demás para Cartagena, poco antes de llegar a cuya entrada oímos repetidamente fuertes detonaciones: eran del combate desigual que estaba sosteniendo el destructor “Sánchez Barcáiztegui” contra los cruceros enemigos “Canarias” y “Baleares”, que habían querido sorprenderlo y hundirlo.

Cañoneo de Ibiza.

Rumbo a las Baleares, la Flota Republicana marchaba el día 29 de mayo. A las tres y medía de la tarde, dos destructores se adelantaban con encargo de cañonear Ibiza. La operación era combinada con nuestra aviación. El castigo fue muy certero, empleándose a fondo, durante un poco tiempo, las unidades de referencia.

De allí, seguimos hacia Argel a esperar un convoy nuestro. Serían las once y cuarto de la noche, vimos muy lejos, cómo un proyector descubría un mercante, proyector que se apagó en cuanto fuimos avistados, y que parecía ser de un buque de guerra alemán. Poco antes de la medianoche, otro proyector se distinguió en la lejanía escudriñando el cielo, pero transcurrió sin novedad la escolta del convoy, al que se recogió y condujo hacia Cartagena, a cuya entrada, precisamente, tuvimos que demorar un poco, pues la aviación enemiga estaba bombardeando entonces la plaza, pasando por encima de nosotros repetidas veces, aunque sin descubrirnos.

En busca de un convoy y del “Almirante Antequera”.

Nuevamente se hacía a la mar la Flota, al atardecer del 7 de Junio, para recoger un convoy en las costas argelinas y proteger, al regreso, la entrada en el Mediterráneo del destructor  “Almirante Antequera”, procedente de Casablanca, donde había estado algún tiempo en reparación. Frente a Cabo Tene, esperamos inútilmente la presencia del mercante «Aldecoa», al cual estuvimos llamando por radiotelegrafía toda la mañana siguiente, hasta que, por la tarde, recibimos un radio, indicándonos que dicho buque había tenido que recalar en el camino, por averías. En su virtud, y de acuerdo a las instrucciones recibidas, nos dirigimos hacia el Estrecho de Gibraltar, para esperar al destructor que llegaba.

Destructor "Almirante Antequera"

Durante esta navegación, pudimos ver, a nuestro paso, bastantes barcos mercantes de distintas nacionalidades. Serían las seis y media de la mañana, cuando avistamos al “Antequera”, que venía con velocidad de 38 nudos, y cuya travesía del Estrecho había sido bastante accidentada y emotiva. Y acto seguido arrumbamos todos hacia Cartagena, donde llegamos sin novedad alguna. Pero unos cuantos días más tarde, el día 21, el «Aldecoa» entraría en la Base Naval escoltado por la Flota, salida otra vez expresamente a recogerlo en las propias costas africanas.


Vapor "Aldecoa"
Imagen: vidamaritima.com



(1) La Armada. Nº90. 12/11/1938

(2) Scott : Luces de destellos.

(3) Numeral: Prefijo más nombre del barco.

viernes, 11 de mayo de 2018

EL DESIGUAL COMBATE NAVAL DE CABO MACHICHACO (1937)





El cabo Machichaco o Matxitxako está situado en el País Vasco. Punto final de la ladera del monte Sollube (Bermeo) que acaba en las aguas del Cantábrico. En su punto más saliente se sitúa el faro de Machichaco, a 122 metros sobre el nivel del mar.  En las aguas que lo rodean aún quedan por identificar varios pecios hundidos, uno de ellos podría ser el del Bou "Nabara", uno de los protagonistas de esta historia.



(1) Estamos a mediados de febrero de 1937, una vez mas los españoles estamos de bronca entre nosotros, la bronca comenzó hace meses, ya son miles los muertos y heridos y el país, dividido, se está yendo a la ruina.

El crucero ligero "Reina Victoria Eugenia" en 1924 en Pasajes.
Pasó a llamarse "República" en 1931.
En el bando azul de los golpistas hay una mano de hierro que destruye a todo aquel que no le sigue las aguas, tienen claro que es vencer o morir. También tienen clara la importancia de mantener la superioridad en el mar, su maquinaria de guerra y ellos mismos se alimentan por mar. Han tenido suerte, al frente de su menguada flota hay un marino buen profesional, el CN Francisco Moreno. Al comienzo del follón, se apoderó de la Base Naval de Ferrol y los barcos que allí había, un viejo acorazado, un crucero, un viejo destructor, y dos cruceros pesados, uno casi terminado y otro en fase de armamento. También se quedaron con la Base Naval de La Carraca, (San Fernando – Cádiz), donde había algunos trastos a flote, entre ellos el crucero "República" y el Buque Escuela "J. S. Elcano".

Los sublevados no tienen casi gente, pero poco a poco van apareciendo Jefes y Oficiales que le permiten ir completando las dotaciones técnicas y con subalternos de todos los orígenes, los barcos a la mar que es donde tienen que estar. Ponen a navegar todo lo que flote, le ponen un cañón y le pintan de gris, aunque sea un bote lo manda un Oficial del Cuerpo General, no se fían de nosotros los mercantes, y de los de máquinas menos, si los suyos son rojos o pasotas, los de la mercante más, debieron de pensar, nos usan como subalternos y en los comienzos con un moro o falangista armado en el tecle alto. Los buques y las tripulaciones de la Trasmediterranea están militarizados.

En el bando de la República, el del poder legalmente constituido, reina un caos importante. Faltan líderes políticos fuertes, se sufre la existencia de mil reinos de taifas y la desmembración del Ejército, sobre todo a nivel de mandos. El Gobierno de la República se ha encontrado con otro problema adicional, el nacimiento oficial de las Autonomías Históricas que tenia que atender.

En la Marina les tocó casi todo en el “reparto”, la Base Naval de Cartagena con sus defensas, la Base Naval de Mahón con las suyas, un viejo acorazado, tres cruceros, una docena de modernos destructores y otra docena de submarinos, la mitad de ellos en buen uso. Tienen la flota, pero no tienen personal técnico superior cualificado, los buques siguen con todo su personal subalterno intacto, la mayor parte de Jefes y Oficiales han muerto, los pocos que quedan andan en los barcos para salvar la vida y su corazón es azul. Solo unos pocos valientes intentan poner orden en los barcos. Tienen a bordo como Comandante al “Comité”, que es quien manda en el barco, (de guerra y en guerra), la figura del Comisario Político fue posterior. Así no hay quien navegue, ni siquiera como barco de recreo.

Recurren a los Marinos Mercantes para cubrir los muchos huecos de personal, sobre todo de cubierta, estableciendo una tabla de equiparaciones de grados directos. A estas alturas prácticamente todos los Oficiales de Derrota del acorazado y cruceros son mercantes, los Segundos Comandantes de submarinos y destructores también lo son. Militarizan su parte de la Trasmediterranea, Ybarra y Trasatlántica.

EL ESCENARIO Y LOS ACTORES

Buque "Mar Cantábrico"
El “Mar Cantábrico”, (Cap. José Santa María,) salio el 19/02/37 de Veracruz (México), cargado con armas de todo tipo para los puertos del Cantábrico en poder de la República, y E.T.A (2) para Santander el 5 o 6 de marzo al atardecer, nada mas salir se le enmascaró y se le pintó el falso nombre de "Adda" matricula de Newcastle, este barco existía y hacia la línea regular Inglaterra-África Central, la derrota principal prevista era recalar al Norte del Golfo de Vizcaya y después meter hacia el sur, como si siguiera la derrota Ouessant-Estaca.

El día 21/02/37 D. Indalecio Prieto, (Don Inda), trasmitió dos mensajes al Lendakari Aguirre, el primero con las instrucciones que llevaba el capitán, con enlaces de interés, indicativos de llamada, onda, datos de claves a utilizar, etc. y el segundo con el conocimiento de embarque. La misma metedura de pata del embajador en México los días 18 y 20. Los días 22, 23 y 25 el barco comunicó con el embajador por radio. Todas estas comunicaciones fueron en claro y fueron captadas por Palma Radio y por alguien más. Los rebeldes dicen que no lo sabían, yo creo que si, si no a que viene la histeria de Burgos. Estaban montando una barrera con los medios disponibles que cubría todos los puntos posibles entre el Canal de la Mancha y la Estaca. Pero esto es otra historia.

El "Canarias", (CN Salvador Moreno), que ya se encontraba desde hace un tiempo currando en el sur, llegó el 27 de febrero a Ferrol para limpiar fondos y cambiar una hélice que dañó en la colisión con un mercante en el Estrecho, (accidente al que le puso letra y música el querido profesor Valles-Collantes, que estaba a bordo).

Crucero "Canarias"
El 03/03/37 salió en demanda del Estrecho y cuando estaba a la altura de la frontera portuguesa, Burgos ordeno volver a la base y ayudar en la captura del "Mar Cantábrico". (Orden Operaciones nº 156 de 04/03/37. Dpto. Marítimo Ferrol).  Una ampliación a la orden anterior informaba de la salida del "Galdames", (Cap. Hilario Urriz), a la mar desde Bayona con destino Bilbao, con los cuatro bous de escolta y posiblemente del destructor "José Luis Díez", (AN Carlos Moya), la misión era destruir la escolta y capturar al mercante.

A 22.00 del 04/03/37 el "Canarias" salió de Ferrol. (Las autoridades vascas creyeron que iba hacia el sur).

A 10.20 de 05/03/37 encontrándose al NE de Machichaco fué cuando se topó con el "Yorkbrook". El tiempo era achubascado, con fuerte marejada a gruesa de poniente.

Buque mercante "Galdames"
El "Galdames" se encontraba en Bayona con 33 tripulantes y 173 pasajeros, entre ellos ellos 64 mujeres y 43 niños, material sanitario, 450 tons de carga general y un montón de correspondencia, mucha de ella oficial y cifrada, no tenia habilitación suficiente para pasaje y seguridad únicamente para la tripulación. También estaba a bordo el Delegado de la Generalitat ante el Gobierno Vasco D. Manuel Carrasco y su familia. A la espera de que le asignasen escolta, el destructor y los cuatro bous armados.

La flotilla de bous llegó al punto de reunión a 21.30 y a continuación se formó el convoy. Arrumbaron al 300º en formación, el "Galdames" en el centro, a su babor, el "Gipuzkoa" y el "Bizkaia", y a su estribor el "Donostia" y el "Nabara" , el plan será separarse de la costa enemiga 30 millas a este rumbo para después hacer sur y caer sobre El Abra. El destructor "José Luis Díez"estaba de patrulla entre Burdeos y Santander.

EL ENCUENTRO

Al comenzar la singladura del 5/03/37 nos encontramos al convoy a 18 MN de Le Boucau, con un rumbo general al 300º y un E.T.A para El Abra a 12.00 de la singladura en curso, y el tiempo empeorando por momentos, de fuerte marejada a gruesa de poniente, lo que hizo disminuir la velocidad del convoy a 4 nudos, el "Galdames" comenzaba a abatir a lo loco hacia el norte empujado por la mar y el viento, los dos escoltas de su estribor tuvieron que enmendar el rumbo hacia el norte para evitar que el mercante se les echara encima.

Los escoltas de babor siguieron su rumbo, estaban en silencio radio navegando oscurecidos y sin ningún sistema paralelo silencioso o atenuado de los que utilizaban los buques de guerra en aquella época para mantenerse en contacto. Tampoco tenían establecido un sistema de señalizaciones y navegación de combate, en la práctica eran un grupo de mercantes artillados con tripulación mercante, por muy valientes que fueran, como luego demostraron. Al amanecer el viento había bajado un poco pero continuaba la mar gruesa y el cielo estaba muy nuboso.

El destructor "José Luis Díez" estaba "missing", su comandante lo tenía claro, con los putadones que le habían hecho, a consumir fuel y nada más.

A 07.10, el "Gipuzkoa" y "Bizkaia" estaban a 15 MN al NE de Villano, solos, sin tener noticias en el tomado horizonte del resto del convoy, que se encontraba mucho mas al norte, a 50 MN al NE de Villano y todavía navegando en el primer tramo de la derrota. Ante la falta de sus compañeros uno de los bous, el de estribor paso a la otra banda del mercante. 

A 07.30 el "Gipuzkoa" se atravesó al maretón para esperar a sus compañeros. A 09.00 el "Bizkaia"se encontraba a 14 MN al NE de Machichaco y el "Gipuzkoa" a 16 MN de Villano, reunidos deciden deshacer lo andado en busca de sus compañeros el primero hacia el este y el segundo hacia poniente. En ese momento el "Canarias" estaba haciendo por el "Yorkbrook" al NE de Machichaco, pasando por entre los dos grupos del convoy, y dada la poca visibilidad, sin que los serviolas detectasen nada.

A 12.30 el "Canarias"estaba a 18 MN al N de Punta Galea. A 12.55 a 20 MN al N de Bilbao los serviolas avistaron al "Gipuzkoa" a 10 MN hacia tierra.

A 12.58 zafarrancho de combaten en el crucero. A 13.10 el "Bizkaia" a 16 MN al NE de Machichaco con rumbo este, lo invierte y entre chubascos descubre al "Canarias" a unas 6 o 7 MN, pone rumbo sur radiando el avistamiento del crucero y situándolo a 13.25 a 20 MN al NW de Villano, el crucero no lo ha visto.

El "Gipuzkoa" vio al crucero, a la vez que recibía el radio de alarma de su compañero, estando a 10 MN al N de Castro e inmediatamente metió para tierra hacia el campo de minas, el crucero aumento la velocidad a 30 nudos para cortarle el paso.

Movimientos del combate

A 13.30 abrió fuego con la artillería de 120/50 a 7.000 metros sobre el bou, sin éxito (los cañones eran nuevos pero no tenían telémetros ni sistema centralizado de tiro) y cerrando distancias. A 6.000 el bou abrió fuego con ambas piezas de 101/50, (estos viejos cañones eran del "Jaime I" y no tenían más alcance), uno de los obuses que no estalló hirió de gravedad a un Alférez de Navío que se encontraba bajo el puesto B (murió dos horas después). En vista de los pobres resultados el Comandante del crucero decidió abrir distancias y pasar hacer fuego con las torres de 203/50. El director de tiro, CC Faustino Ruiz, a 13.45 centró el tiro sobre el "Gipuzkoa" alcanzándole en el cañón de popa, puente, chimenea y superestructuras, causándole cinco muertos y doce heridos. El crucero creyó que el bou iba a varar en la playa, pero envuelto en llamas, navegando en zig-zag, arrojó las cargas de profundidad al mar y se metió en el campo de minas donde el remolcador "Alteu-Mendi" le ayudó y remolcó entrando a 15.00 en Bilbao.

A 14.00 las baterías de Pta. Lucero y Galea abrieron fuego con las piezas 154/50 a 18.000 metros sobre el crucero, que viró abriéndose hacia el Norte. Mientras esto pasaba el "Bizkaia", a la chita callando y sin ser detectado por el crucero, daba cuenta del mercante estoniano dando fondo en Bermeo a 15.35.

A las 14.40, el "Canarias, siguiendo al Norte a 20 nudos y en zafarrancho de combate, con la mar gruesa avistó a un convoy formado por un mercante, dos bous, y otros dos pesqueros más pequeños. Al rato vio que se trataba del "Galdames", el "Donostia" por su estribor y el "Nabara" por babor. Los más pequeños eran una pareja de pesqueros "Pantsezka"y "Josefa Mikel", de 100 tons, que venían del Gran Sol y se unieron al convoy para recalar en El Abra con más seguridad.

El crucero fue reconocido por el "Nabara" avisando a su Base, pidiendo ayuda al jefe de las Fuerzas Navales del Cantábrico, CC Monleón, y al destructor "José Luis Díez". El "Donostia"pedía información al "Nabara" y la falta de códigos a bordo de aquel hizo que este tuviera que acercarse para pasarle la información a la voz, a continuación ambos pusieron rumbo norte.

El crucero se fue primero a por el mercante, le ordenó para las máquinas, al no obedecer disparó un par de veces a la superestructura y carbonera central , el "Galdames" paró la máquina e izo bandera blanca, tenia nueve muertos y siete heridos a bordo. Ya no se movería de este punto.

Bou "Nabara"
A 15.12 el "Canarias" se situó por el estribor del "Nabara" a rumbo paralelo y 7.000 mts para evitar que metiera para la costa francesa, abriendo fuego con sus 4 piezas 120/50 de la banda de babor.

El "Canarias" navegando con el mareton del través a baja velocidad y con la artillera secundaria sin ayudas veía como el "Nabara", que parecía un submarino,  iba cerrando distancias zigzagueando para poder disparar con sus dos piezas 101,6/50, el bou llegó a centrar el tiro sobre el crucero pero el único impacto que consiguió fue un rebote que abollo el forro entre las cuadernas 23 /24. Durante esta fase del combate el bou recibió un impacto en el castillo, a proa del cañón, que le desmontó el molinete y las anclas, con fuego en proa y cubierta principal. Después de una hora de combate el bou, a pesar del impacto seguía peleando como un jabato, es más, intentaba meter hacia el crucero sin dejar de disparar, sabia que acortando distancias las posibilidades de dañar al crucero aumentaban.

En vista del riesgo que corría el crucero, de que un impacto del bou lo averiara seriamente, su comandante ordena aumentar velocidad, abrir distancia al blanco y emplear las torres, al momento se produjeron resultados, con impactos en proa, puente y chimenea, poco después cesó el fuego de las torres y se volvió a utilizar la batería de estribor de 120, esto y el incremento de velocidad hicieron que el crucero describiera círculos alrededor del bou.

El comandante del crucero suspendió el fuego sobre el "Nabara" y se dirigió a por el "Donostia", disparando con la batería de estribor de 120, sin hacer blanco ni una sola vez.

El "Donostia" estaba haciendo una derrota hacia el "Nabara", después de un intercambio de señales entre ellos, estas señales se interpretaron desde el crucero como una señal de rendición, al hacer por el "Nabara" con la intención de recoger a la gente, este abrió fuego con el cañon de popa, la reacción fue instantánea, se abrió y dividió la artillería en dos grupos y destrozó al valiente bou. Se había alejado para evitar los tiros sorpresa y la lucha a muerte de su valiente tripulación.

D.Manuel Moreno Plaza
Capitán de la Marina Mercante, 
TN (RN) y Comandante del "Nabara". 
Imagen:  www.gudontzidia.eu 
A 16.00 el comandante del bou dio orden de abandonar el barco, partieron dos botes con 20 personas, uno de ellos se acerco al "Donostia", que le suministró material sanitario y baldes para achicar. El crucero ordenó alto el fuego y se acercó para recoger a los náufragos, a 17.30, mientras los recogía, se produjo una explosión a bordo del "Nabara" y comenzó a hundirse de popa, a 18.00 había desaparecido, llevándose con él al fondo, un puñado de valientes dirigidos por su Comandante, TN (RN) Manuel Moreno, Capitán Manuel Cajigas, Jefe de Máquinas. Ambrosio Sarasola, Primer Oficial y así hasta 29 tripulantes...

El "Canarias" una vez recogidos los náufragos volvió a por el "Galdames" al que ordenó dirigirse a Pasajes, a 18.15 dio avante después de un pequeño tira y afloja.

El destructor "Velasco" se hizo cargo de él y lo metió en el puerto, también cogió a su bordo el cadáver del AN Chereguini y los náufragos del "Nabara".

El "Donostia", ya de noche, se metió en Arcachon, los franceses le ordenaron dirigirse a Le Verdun por dentro de aguas jurisdiccionales, desde allí siguió un calvario hasta Rochefort donde quedó internado y desarmado, volvería a España con la bandera bicolor en la popa.

Los acaecimientos y vicisitudes de las personas que intervinieron en el combate y que sobrevivieron al mismo no forman parte de esta historia, esta historia es un recuerdo hacia los compañeros que se la jugaron y murieron en el mar luchando por sus ideales.

Que descansen en la paz que no tuvieron.

Sebastian Cabot.



(3) Comparativa Crucero "Canarias"- Bou artillado "Nabara"


Crucero "Canarias" 

Eslora 193 m. 
Manga 19.50 m. 
Calado 6.52 m. 

Artilleria 

8 de 203/50 
8 de 120/50
8 ametralladoras.dobles antiaéreas
12 Tubos lanzatorpedos

Tonelaje y Potencia

Tonelaje 10.000 Toneladas 
Potencia 90.000 C,V. 

Blindaje

Protección Cintura 50 mm. 
Cubierta 25 a 75 mm.
Torres 25 mm.

***********

Bou "Nabara"

Eslora 68 m.
Manga 10.8 m.
Calado 5.28 m.

Artillería

2 cañones de 101/50

Tonelaje y Potencia

Tonelaje 1.625 Toneladas
Potencia 1.280 C.V.

Blindaje

Protección: Ninguna


*****************



(1) Autor: Sebastian Cabot, Jefe de Máquinas de la Marina Mercante. Publicado en webmar.com. Foro de Historia Marítima. Marzo de 2008.

Nota del Autor:

Los datos del combate están tomados de los cuadernos de bitácora de algunos de los actores. He procurado enfocarlo desde el punto de vista técnico y naval. Las alusiones a los políticos son con ánimo de explicar los hechos que estaban acaeciendo a mi manera de ver las cosas. La historia comienza un mes antes del encuentro, febrero de 1937.

Bibliografia

-- La Guerra en el mar.- F. Moreno.
-- SHEMA.
-- El factor olvidado, la Royal Navy en la guerra civil.- P. Gretton.
-- Marina Mercante y tráfico marítimo en la guerra civil.-R.G. Echegaray .
-- La guerra naval española 36/39.- J. Cervera.
-- ADM.- Public Record Office,.- Londres.
-- La Escuadra la mandan los cabos.- Benavides
-- Las fuerzas navales en la guerra civil.- JL Alcofar Nassaes.
-- La flota republicana y la guerra civil .- Bruno Alonso.
-- Alzamiento y revolucion en la marina.- J. Cervera.
-- Na dalyokom meridiane.- N. Kuznetsov.
-- Bajo la bandera de la España republicana.- NKuznetsov.
-- Submarinos republicanos en la guerra civil.- Rodriguez/Glez-Aller.
-- La flota es roja.- D Sueiro.
-- Amanecer.- Diario del "Jaime I".
-- La Armada.- Órgano oficial de los marinos republicanos.
-- Alfonso XIII, Un rey y sus barcos.- R.G. Echegaray.
-- Hombres de Terranova.- R G-Orellan/J: Beobide.
-- En los Grandes Bancos de Terranova.-Benavides y otros.
-- La guerra en el mar.- P. Erruteta.
-- De Arrantzales a Gudaris del Mar.-A de Sarria.
-- El combate de cabo Matxitxako.- J M de Gamboa.
-- La marina de guerra auxiliar de Euskadi.-J. Pardo San Gil.
-- Lista oficial de buques.- DGMM.
-- Relatos inéditos... submarinos C5 y C2.- R Cayuelas.
-- Revista General de Marina.- Armada Española.

(2) Abreviatura de Estimated Time Arrival. (Hora y fecha prevista de llegada).

(3) Joaquin Delgado en webmar. Historia Marítima (2008)







sábado, 5 de mayo de 2018

EL CRUCERO "LIBERTAD" Y EL 18 DE JULIO DE 1936








E1 17 de julio, en El Ferrol

(1) Aquel memorable día de 1936, nuestro crucero se hallaba ea la Base de El Ferrol. Serían las once de mañana, recibimos orden de estar listos para hacernos a la mar, con rumbo a La Coruña, a las tres de la tarde, en cuya población, al decir de los elementos fascistoides de a bordo, reinaba un fuerte movimiento huelguista de carácter político-social.

Esta salida, no obstante, por causas aún no conocidas, no llegó a efectuarse, suspendiéndose posteriormente. Así es que, por la tarde, a la hora acostumbrada, salieron los francos a tierra, donde ya se iba generalizando el rumor de un levantamiento militar en África. Al día siguiente, causó sorpresa general, cuando, en vez de darse los consabidos francos de ría, se dijo que, a las dos de la tarde, saldríamos para Algeciras. Y se hacen víveres, petróleo y agua, quedando el barco listo para la marcha.

Antes de nuestra salida, vemos al “Miguel de Cervantes” salir de la dársena en que estaba, aprestándose también a petrolear. El otro crucero del mismo tipo, el “Almirante Cervera", quedaba en dique. Horas más tarde, cuando hasta la ría ferrolana llegasen los estruendos de la sublevación, tal circunstancia privaría a la República de uno de sus mejores buques, propiciando su caída en manos de los sublevados, pese a la valiente defensa hecha del mismo por un puñado de camaradas fieles al Gobierno, quienes, finalmente. sucumbieron ante el aplastante número de los asaltantes que, desde tierra, les tenían cercados por todas partes.

Rumbo a Algeciras

A las 13'48 horas de dicho día 18, a régimen de 25 millas, el «Libertad» abandonaba su Base, arrumbando seguidamente hacia el Sur. Por ser verano y haberse concedido los reglamentarios permisos, las dotaciones de loa barcos quedaban reducidas a sus dos tercios. Cuando iniciamos la navegación, ya era de dominio general, a bordo, el hecho de la sublevación en Marruecos, así como el de que tropas legionarias y moras estaban desembarcando en Cádiz y Algeciras. Sabíamos también que el Gobierno nos ordenaba ir contra ellas, a la vez que evitar nuevos desembarcos. Todos teníamos la impresión de que aquello era cosa de días...

Una cosa nos extrañó poderosamente durante la travesía: los aparatos de radio de a bordo fueron retirados. Con esta medida, no podíamos enterarnos de lo que estaba aconteciendo. Sin embargo, por si estaba dictada contra los pusilánimes que pudieran dejarse impresionar por el movimiento subversivo, nada objetamos. Por lo demás, los radiotelegrafistas de confianza del buque iban dando noticias de la marcha de los sucesos a los elementos de probada lealtad de la dotación. Así, se fue formando un pequeño núcleo de gente adicta al Gobierno de la República, el cual fue engrosando aceleradamente, firmemente dispuesto a afrontar los acontecimientos.

Este mismo personal radiotelegráfico fue quien nos puso en antecedentes de la circular dirigida por el general Franco, en la propia mañana, desde la estación de Las Palmas, a los generales jefes de las ocho regiones militares del país, así como a los jefes de los departamentos navales, concebido en estos términos: 
"En radiograma de esta fecha, digo a general jefe Circunscripción Oriental de África, lo siguiente: ¡Gloria al Ejército de África! ¡España sobre todo! Recibid el saludo más entusiasta de estas guarniciones, que se unen a vosotros y demás compañeros de la Península en estos momentos históricos. ¡Viva España con honor! "


Se prepara la dotación frente a cualquier contingencia 

El día 19, amaneció espléndido. Navegábamos ya a una velocidad de 27 millas, vibrando sobremanera el barco a impulso de sus máquinas. Hacia las nueve de la mañana, el cabo de radio, camarada Fernando Pérez,  avisó a dos compañeros de los del núcleo leal, indicándoles que, según noticias recogidas en la estación, el movimiento subversivo se extendía por la Península, muchas de cuyas capitales estaban ya en poder de los rebeldes, añadiéndoles que el Presidente de la República y el Gobierno habían estado hablando por radio, desde Madrid, al pueblo, así como al Ejército, Marina y Aviación, haciendo un llamamiento a todos para sofocar la sublevación, por lo que se impone -terminó diciendo el cabo Pérez - el apoderarnos de nuestro buque antes de que el personal dudoso nos haga una traición.

Estas mismas palabras fueron dichas seguidamente a numerosos cabos y marineros de confianza, incluyendo a fogoneros« maquinistas y algunos auxiliares. Como consecuencia de todo esto, se consolidó el núcleo adicto formado, que ansiaba entrar en acción. A las 14,50 horas, el Ministerio de Marina enviaba al comandante del “Libertad” el siguiente despacho: 
“Estaciónese proximidad Cádiz. Establezca contacto, por radio con jefe rebelde plaza, conminándole a rendirse. De no hacerlo, bombardeará puntos estratégicos de la plaza en poder rebelde. En la tarde de hoy, escuadrilla aviación, con la que establecerá contacto por radio, cooperará con los buques en la rendición de los rebeldes”.

Llegando frente a Cádiz, vimos como el mando, en vez de preparar los cañones de 152 mm., únicos útiles para una acción sobre la costa, lo hacía solamente con los de 47 mm., de saludo, cosa que ya nos puso a todos los que estábamos enterados del radiotelegrama del Ministerio, pensando que se acercaba el momento decisivo. Bueno será decir que los oficiales, durante todo el día, estuvieron fiscalizando enormemente a la dotación, disolviendo corrillos que comentaban las incidencias de tierra y llamando la atención de la gente sobre otras cosas insustanciales, no permitiendo a nadie la entrada en sollados, como no fuera debidamente justificada.

La dotación, dueña del buque.

Por la tarde, viendo a la dotación bastante excitada y recelosa, el mando ordenó subir de los pañoles municiones para las piezas de 152 milímetros, previa llamada a los artilleros, coincidiendo ésta con una reunión que se celebraba en el sollado 4 de fogoneros (lugar apenas frecuentado por la oficialidad), donde hicieron acto de presencia bastantes cabos, fogoneros y marineros, ultimándose el propósito de afrontar la situación. Cuando los artilleros se dirigían a sacar los proyectiles ordenados, el cabo Romero, so pretexto de ir al pañol a recoger saquetes para los mismos, fue a proa y, en compañía de varios cabos marineros, cogieron los fusiles que, de antemano, habían depositado en el citado sollado 4, con las correspondientes municiones, tomadas al pañol del condestable. Inmediatamente se cursó un aviso a los camaradas de popa, para que se armaran también. A los cinco minutos, gran parte de la dotación, toda ella gente de confianza, estaba armada, provista de diversos elementos.

Un grupo se dirigió al puente y otros a ocupar los puntos estratégicos de cubierta, procediéndose a la detención de todos los oficiales, que apenas ofrecieron resistencia, a los cuales se quitaron las pistolas y mandó al sollado 3, bajo guardia.

El crucero “Libertad” había sido mantenido para la República por su dotación...



Cartagena 1938
Crucero "Libertad"
Buque insignia de la Flota Republicana



(1) Extractado del semanario La Armada (29/10/38 y 12/11/38)