miércoles, 19 de octubre de 2022

JULIÁN FERNÁNDEZ DIEGO, CABO DEL ACORAZADO “JAIME I”

 


El 20 de julio de 1936 el acorazado “Jaime I” navega desde Vigo rumbo a Cádiz. Los radiotelegrafistas ya han avisado a la dotación del levantamiento militar en África. La dotación se organiza para evitar que el buque caiga en manos de los sublevados. Ese mismo día, a las 12 en punto de la mañana, la dotación hace prisioneros a 13 Oficiales y 3 Jefes que estaban comiendo. A continuación un grupo de cabos y marinería, en el que encuentra el cabo de artillería Julián Fernández Diego, se dirige al puente de mando para detener a los Oficiales que allí estuviesen, entre ellos se encontraba el teniente de navío José María Otero Goyanes quién dispara su pistola contra el cabo Fernández cuando éste subía por la escalerilla de acceso al puente (1), hiriéndole de gravedad, provocando así el posterior tiroteo en el que hay  muertos y heridos, tiroteo que se zanja con la detención de todos los oficiales y conservación del buque a las órdenes del Gobierno. Nada más llegar el acorazado a Tánger Julián Fernández es trasladado al Hospital de la ciudad, lugar en donde fallece.

(1) Autoría del disparo reconocida por el propio José Mº Otero Goyanes en informe que envía a la Jefatura de la Base Naval de Cádiz el 15 agosto de 1936. Otero Goyanes logró escaparse del Hospital de Tánger con la ayuda del Juez Instructor de dicha plaza y vía Tetuán incorporarse a la Armada sublevada.





El diario “El Popular” de Málaga se hace eco de la muerte del cabo Fernández, publicando el siguiente artículo, firmado por un miembro de la tripulación del acorazado:


EL DOLOR DE LA MARINERÍA ANTE LA MUERTE DE UN CAMARADA

El dolor cubre con su negro manto a todos los marinos por la muerte de un camarada. Cuando los pronósticos eran más halagüeños la maldita Parca tronchó la vida del héroe anónimo.

Julián Fernández Diego, cabo de artillería de la dotación del acorazado “Jaime I” acaba de fallecer en el Hospital de Tánger. Los plomos certeros del adversario atravesaron su pecho puesto al descubierto en la defensa de los más caros ideales. 

El desenlace que ayer nos comunicaron, abrió la herida profunda que, taimadamente y con plena consciencia de los actos, nos han inferido los traidores a la República, los enemigos del Progreso y de la Libertad.

Uno menos entre los millares de luchadores que se levantaron en armas en defensa de las libertades amenazadas, representa una pérdida enorme y de suma importancia. Todos unidos hemos de enfrentarnos con el adversario dispuestos a perder, si es necesario, el amado tesoro de la vida. Pero esto ha de ser para derrotarlo definitivamente, descalabrarlo por completo. 

Julián Fernández no pereció en medio de esta lucha que estamos dispuestos a seguir con su ejemplo de heroísmo los marinos españoles, ha muerto en los momentos de máxima emoción, cuando todos los corazones palpitaban al unísono, en el preciso instante en que la avalancha invadía la cubierta del acorazado empuñando un arma, pero su gloria 

no ha de ser menos imperecedera, esa gloria caracterizada por el arrojo y valentía tan singular desplegados en la contienda para la toma del buque.

No te olvidamos, camarada. Tu rasgo de elevada dignidad y hombría lo llevamos esculpido con caracteres indelebles en nuestro corazón. La Historia, la verdadera Historia, que sabe premiar las buenas acciones, lo tendrá en cuenta para la posteridad. Desde este castillo flotante, que fue tu hogar largos meses, te rendimos el merecido tributo de admiración. Los que quedamos sabremos recoger tu siembre de ardor exaltado por la causa. Con el puño en alto, símbolo de honradez, te saludamos silenciosamente.

La sangre derramada a raudales por todos los amantes de la Libertad, entre los cuales quedas inscrito para la eternidad, será abono fecundo para un mañana venturoso, ese mañana que los retardatarios de toda laya pretenden ahogar en su gestación, pero que los hijos del pueblo, los marinos españoles, no consentirán de ningún modo.

¡Descansa en paz, heroico espartano de un mundo nuevo! ¡¡ Descansa en paz!!

Carlos Romero

Acorazado “Jaime I”. 

Málaga.


******************************* 


Nota.- Apunta el autor del artículo que la Historia no olvidaría a Julián Fernández Diego. Tenía razón, hoy, 86 años después de su muerte, se le sigue recordando.


Enlaces de interés: 

El 18 de julio de 1936 en el acorazado "Jaime I"

El 18 de julio de 1936 en el acorazado "Jaime I", otra versión más.





lunes, 17 de octubre de 2022

MAQUINISTAS DE LA ARMADA SEPARADOS DEL SERVICIO EN FEBRERO DE 1937

 

BOLETIN OFICIAL DE ESTADO (B.O.E) FRANQUISTA DEL 25 DE FEBERO DE 1937. SUPLEMENTO 47´.




SECCIÓN DE MARINA


S.E. el Generalísimo de los Ejércitos nacionales ha dispuesto, de acuerdo con el dictamen de la Junta Superior de la Armada, que queden separados del servicio, sin derecho a retiro, viudedades, pensiones, ni emolumentos de ninguna clase, uso de uniforme, cartera militar y cualquier ventaja que pueda corresponder a los retirados del Ejército y Armada, al personal de la Primera y Segunda Sección del Cuerpo de Maquinistas en activo que a continuación se expresa:


 






 



miércoles, 12 de octubre de 2022

LA MATANZA DE LA TRIPULACIÓN DEL CARGUERO "UDONDO"

 


El "Udondo" era un carguero de 3.925 Toneladas de Registro Bruto y 6.818 Toneladas Peso Muerto. Construido en 1903, en los astilleros Hall, Russell & Co. Ltd (Glasgow-Escocia) para J. Knott, de Newcastle, y bautizado "Provan" Estaba  propulsado por una maquina a vapor de triple expansión de 1.500 HP de potencia, alimentada por el vapor producido por dos calderas a carbón. Tenía una eslora de 105,2 metros, la manga era de 15,2 metros y el puntal de 5,4. 


El "Udondo" renombrado como "SAC Coruña"

(Imagen: buques.org)


Fue botado como "Provan", para en 1904 pasar a denominarse "Black Prince". En 1922 fue adquirido por Naviera del Guadalquivir que volvió a cambiar su nombre por el de "Guadiaro", hasta que en 1926 es adquirido por Bergé y Cia y pasa a llamarse "Udondo". En 1936 es comprado por el armador Pérez y Echevarrieta conservando su nombre, hasta que en 1938 pasa a ser propiedad de Pedro Pérez Gante operando con el nombre de "Gante". En 1939 vuelve a cambiar de propietario siendo adquirido por el armador José de Navas Escudero, quien le denomina "Albareda". Once años después, en 1950, es adquirido por Transportes, Aduanas y Consignaciones (TAC), cambiando nuevamente su nombre por el de "SAC Coruña", nombre con el que fue desguazado en Barcelona en el año 1965.

Al comenzar la Guerra de España estaba fondeado en Bilbao, acababa de ser vendido por Bergé y Cia. al armador Pérez Echevarrieta. Desde el inicio la guerra comenzó a prestar servicio para el Gobierno de la República, transportando principalmente carbón desde puertos asturianos a Valencia. La tripulación del buque estaba compuesta totalmente por personal civil de la Marina Mercante, 

El 12 de septiembre de 1936, el "Udondo" navegaba en lastre por aguas del Cantábrico procedente de Santander y con destino Gijón, donde cargaría carbón para llevarlo a Valencia. A la altura de El Musel fue detenido por el crucero sublevado "Almirante Cervera" y  escoltado por los bous "Tritonia" y "Santa Urbana" fue conducido hasta Ribadeo y desde allí a Ferrol. A bordo del "Udondo" iba toda la tripulación (40 hombres) y dos pasajeros.

Una vez en Ferrol los 40 tripulantes y los dos pasajeros fueron desembarcados y presos. El "Udondo" fue camuflado y utilizado puntualmente por los sublevados como transporte de guerra. En esos momentos el jefe de la Base de Ferrol era el vicealmirante Indalecio Núñez Quijano, el coronel auditor de la Base era José García-Rendueles Gutierrez, entre otros "méritos" responsable del proceso contra el contralmirante Antonio Azarola Gresillón, 2º jefe  de la Base jefe del Arsenal y ex ministro de Marina, finalmente fusilado en Ferrol  el 4 de agosto de 1936.

Núñez y García-Rendueles decidieron que toda la tripulación del mercante debía ser pasada por las armas, decisión que se hizo efectiva pocos días después. No se celebró ningún Consejo de Guerra.

Los fusilamientos de estos 42 hombres fueron llevados a cabo entre el 25 y el 27 de septiembre a razón de 14 diarios. Tuvieron lugar contra uno de los muros del Cementerio de Serantes. Fueron asesinados por grupos. Los primeros fueron el capitán del buque, los oficiales, el contramaestre y los maquinistas. Una vez recibido el trio de gracia, sus cuerpos fueron arrojados a una fosa común recién excavada. Una autentica matanza, un crimen de guerra más en el haber de la Armada franquista, sin más propósito que advertir a los marinos mercantes de las terribles consecuencias que suponía trabajar en buques leales al Gobierno si estos eran apresados por un buque de guerra sublevado.


LISTA DE ASESINADOS



Oscar Blanco García, capitán, 35 años, de Gijón
Juan López Campos, primer oficial, 28 años, de Cartagena
Arturo Caballar Solana, segundo oficial, 31 años, de Valencia
Luis Maroto Chapa, tercer oficial, 29 años, de Valencia
José Otero Pérez, Agregado, 25 años, de Erandio
Pedro Zabala Arrizubieta, jefe de máquinas, 59 años de Valencia
Máximo Piñera Piñera, segundo maquinista, 55 años de Gijón
Bernabé Caicoya Sánchez tercer maquinista, 35 años de Gijón
Ángel Loroño Echandía, alumno de máquinas, 21 años
Fernando Cuadrado Sancha, radiotelegrafista, 42 años de Palma de Mallorca
José Sendón Seoane, contramaestre, 43 años de Porto do Son
Eugenio Dopazo Calviño, calderetero, 24 años, de Marín
Francisco Arruabarrena Albonigamenor mayordomo, 43 años, de Bermeo
Ignacio Anasagasti Arruabarrena, cocinero, 22 años, de Bermeo.
Valentín Ces Queiro, marinero, 24 años de Noia
Antonio Torres Rodríguez, marinero, 28 años, de Pobra do Caramiñal
José González Romay, marinero, 30 años, de Palmeira-Ribeira
José Romay Betanzos, marinero, 26 años de Ribeira
Valentín Betanzos Pérez, marinero, 27 años, de Ribeira
Emilio Pardo Otero, marinero, 44 años, de Burela
Antonio Rodríguez Casais, fogonero, 27 años, de Pobra
Constante Cancelo Casás, fogonero, 26 años, de Pontevedra
Manuel Izaguirre Lijarregui, engrasador,32 años de Vizcaya.
Santiago Celaya Aguirre, fogonero, 25 años
Leandro Uriarte Echandía, fogonero, 24 años
Máximo Madariaga Macuadra, fogonero, 21 años
José Senén Balsa Iglesias fogonero, 34 años, de Gijón
Juan Ibinarraga Lopategui, fogonero, 30 años, de Munguía
Ramón Fernández Fernández, fogonero, 29 años, de Muros
Fidel Sarriugarte Goicoechea, fogonero, 27 años, de Vizcaya
Félix Berrueco Rojas  mozo, 25 años, de Gijón
Antonio Méndez Ardá, mozo, 26 años de Fene
Ricardo Fornés Chust, palero, 33 años, de Barcelona
Manuel Figueras Braña, palero, 23 años, de Gijón
Cristino Fernández Valdés, palero, 43 años, de Gijón
Teófilo Zorroza Guezurraga, palero, 21 años
Carmelo Zorrilla Zabala, camarero, 20 años, de Bilbao
Saturnino Cancedo San Ciprián, camarero, 34 años. de Santander
Fernando Castillo Machazo, marmitón, 39 años, de Santander
Santiago Gondra Zigorraga, marmitón, 22 años, de Busturia
Santiago Cela López, pasajero, 29 años, de Madrid 
José Fernández Santiago, pasajero, 42 años, de Muros




El "Udondo" en medio de un temporal
(Imagen: buques.org)


María Josefa Zorroza, sobrina paterna de uno de los tripulantes, el palero Teófilo Zorroza Gezurraga, embarcado a los 20 años en el "Udondo" para ayudar económicamente a la familia, tiene presentada querella (4591-10) en Argentina sobre los crímenes del franquismo ante la jueza María Servini de Cubría. 



*******************************



Fuentes consultadas:

  • webmar
  • aberriberri bloga
  • buques. org








domingo, 2 de octubre de 2022

ANTONIO BLANCH LATORRE, CAPITÁN DE LA AERONÁUTICA NAVAL.

 


Natural de L'Hospitalet de Llobregat. En 1936 era piloto del Cuerpo Auxiliar de la Aeronáutica Naval, con el grado de Sargento y estaba destinado en Cádiz. No obstante su simpatía por la República, hubo de sumarse al ejército sublevado… pero por poco tiempo.


Antonio Blanch Latorre

El 15 de diciembre de 1936 salió en un hidroavión Dornier pilotado por el Alférez de Navío José Moreno Mateo-Sagasta desde la base de la Mar Chica (Melilla), con la misión de proteger un convoy franquista de tres buques mercantes. 

Cuando se encontraban a unas 20 millas de Ceuta, Blanch Latorre instó al piloto a cambiar la ruta,  seguir rumbo a Málaga y entregar el avión a las fuerzas republicanas. El alférez Moreno se niega y se produce un forcejeo con Blanch, sacan las pistolas y Moreno es abatido de un tiro en la cabeza. Blanch se hace con los mandos del avión y ameriza en el puerto de Málaga, entrega el aparato y se pasa a las fuerzas republicanas junto con el mecánico del aparato Evaristo Carballeira López. Es ascendido a Teniente.

Polikarpov I-15 - Chato.


El 25 de enero de 1937 es ascendido a Capitán por méritos de campaña y destinado a la escuadrilla de “Chatos” (Polikarpov I-15) comandada por Andrés García Lacalle.

El 13 de marzo de 1937, en el transcurso de una operación de bombardeo sobre el aeródromo de Azuqueca (Guadalajara), base de los bombarderos italianos, fue derribado. Su paracaídas no llegó a abrirse.

La noticia de su entierro se publicó en el diario La Vanguardia.







Benito Sacaluga.



Fuentes:
“Hombres de armas de la República” (Mº de Defensa)
Web: L’Hospitalet de Llobgegat. Imatges retrospectives d’una ciutat.



sábado, 1 de octubre de 2022