lunes, 1 de octubre de 2018

EL HUNDIMIENTO DE LOS GUARDACOSTAS "UAD LUCUS", "UAD MULUYA" Y LA PATRULLERA "I-5"



Aunque se hable poco de ellos, o casi nada, además de destructores, cruceros y submarinos, otras unidades de las denominadas menores desempeñaron un importante papel en el seno de la Flota republicana. En esta entrada quiero hacerme eco de tres de estas unidades, concretamente de los guardacostas "Uad Lucus" y "Uad Muluya" y la patrullera "I-5".

Los guardacostas


"Uad-Maluya"
Imagen: Manilva Buceo
El "Uad-Lucus", y el "Uad Muluya", junto con el "Uad Kert", en julio de 1936 estaban adscritos a las  Fuerzas Navales del Norte de África (Ceuta), comandadas por el CN Jesús Mª Manjón Brandariz.  Sus nombres (Uad significa rio) hacen honor a Lucus y Muluya, dos importantes ríos marroquíes, el primero con desembocadura en el Atlántico, en la costa de Larache, y el segundo en el Mediterráneo, cerca de la costa argelina.  Eran buques de "segunda mano", adquiridos por la Armada tras haber servido en la I Guerra Mundial como arrastreros armados. El lote estaba compuesto por la siguientes unidades (denominación española): Uad-Kert, Uad-Lucus, Uad-Martin, Uad Muluya, Uad-Ras, Uad-Torga, Ardíla, Xauen de procedencia británica, y los Alcázar, Larache y Tetuán, de procedencia francesa. Todos fueron destinados a la vigilancia de costas bajo dominio español del Protectorado de Marruecos.

Los protagonistas de esta historia, el "Uad Lucus" y el "Uad Muluya", quedaron al servicio de la Flota republicana gracias a sus dotaciones, las cuales el 19 de julio de 1936 obligaron a sus respectivos comandantes a poner el barco rumbo al puerto internacional de Tánger, uniéndose allí a otras unidades leales a la República.

Como he comentando antes, se trataban de barcos pesqueros, arrastreros concretamente, de características bastante similares entre si, con una eslora aproximada de 38 metros, manga de 7 y un calado cercano a los 5 metros, su propulsión la proporcionaba una máquina de triple expansión y una caldera de carbón, obteniéndose una potencias de entre 490 y 550 cv que permitían una velocidad máxima cercana a los 11 nudos. Su armamento consistía en uno o dos cañones marca Vickers de 76,2 mm, y ametralladoras ligeras. Las dotaciones variaban entre 35 y 40 hombres.


La patrullera (1)



Patrullera "I-5"
Imagen: Manilva Buceo
La Compañía Arrendataria de Tabacos, para su flota de vigilancia marítima de 1.921, aprobó la construcción de seis patrulleros de la clase Inspector. Nuestra protagonista fue construida en 1.923 por la Compañía de Reparación y Construcción de Buques Euskalduna de Bilbao, tenía como característica distintiva su propulsión por motores diésel rápidos.


  • 2 Motores Sulzer de 4 cilindros. Potencia de 300 b.h.p. cada motor a 400 revoluciones por minuto, cilindros de 280 mm de diámetro por 320 mm de carrera. De dos tiempos.
  • Eslora: 33,50 metros
  • Manga máxima de 17 pies
  • Desplazamiento de 132 toneladas.
  • Calado a proa 1,5 metros.
  • Calado a popa 2,1 metros
  • Velocidad promedio 16,1 nudos.
  • Comunicación: T.S.H. (Telegrafía Sin Hilo) con una potencia de salida de ¼ kw.

Los hundimientos



El hundimiento de los dos guardacostas y la patrullera frente a las costas de Málaga tiene lugar el 9 de octubre de 1936, como consecuencia del ataque del crucero sublevado "Almirante Cervera". Luis Miguel Cerdera nos lo relata en su libro "Málaga Base Naval Accidental", páginas 237, 238, 239 y 240, relato que extracto a continuación:

"El día 9 de octubre la patrullera de Tabacalera "I-5" había zarpado de madrugada en compañía de los guardacostas "Uad-Lucus" y "Uad-Muluya". Su misión consistía en cañonear, muy cercanos al litoral, las avanzadillas del ejército sublevado en un intento de frenarles el avance por la costa, ya que la vanguardia se encontraba muy cerca a la localidad de Manilva, cerca de Estepona... 
...En rumbo hacia Estepona los tres barcos cañonearon intensamente las primeras líneas del frente costero, por lo que inmediatamente en la Comandancia Militar de Ceuta se recibió un cable solicitando apoyo para intentar anular el fuego que los tres barcos les hacían desde el mar impidiéndoles el avance...Los guardacostas fueron detectados en un primer momento por el hidroavión nacional Dornier nº4, que los ametralló y lanzó dos bombas de 50 kg. que no hicieron blanco. Posteriormente notificó a la Base de Ceuta la posición de los tres buques... No seriamos demasiado atrevidos al informar que desde la propia Base se transmitió la posición de los tres buques a las fuerzas sublevadas...  
...D.Francisco Moreno, capitán de navío, que ya ocupaba la Jefatura de la Marina sublevada, mando zarpar al crucero "Almirante Cervera"...
...A las 16,30 horas comenzaron a caer cerca de los Uad una inmensidad de proyectiles provenientes de la artillería principal del crucero... no dieron ninguno en el blanco, incluso bastantes de ellos hicieron impacto contra la costa... 
...Los guardacostas emprendieron la huida a duras penas hacia su Base en Málaga, pero los escasos 10 nudos que daban sus calderas a toda máquina nada pudieron hacer contra los 33 nudos del "Cervera" y sus 9.000 Tn. que se les venían encima...El crucero empezó a utilizar sus torres secundarias, las cuales resultaron mucho más efectivas...con su artillería secundaria de 101 mm empleó solo veintidós disparos para eliminar en tal desigual combate a los tres pequeños buques republicanos.

Crucero "Almirante Cervera"
Imagen: http://tecnologia-maritima.blogspot.com

...Los tripulantes del "Uad Muluya" abandonaron el barco a toda prisa y subieron a los botes salvavidas poniendo rumbo hacia la costa, todos ellos consiguieron salvar la vida. Mientras remaban apresuradamente acercándose a tierra, vieron como su barco era barrido y hundido por el fuego del "Cervera", Posteriormente el crucero centró su atención en el "Uad Lucus" cuya tripulación no corrió tanta suerte. Con el barco se hundieron varios miembros de la dotación. Descansan a unos cientos de metros de la costa malagueña, a la altura de la Torre de Guadalmansa, 8 km. al Este de la localidad de Estepona. 
...El comandante al mando de la patrullera de Tabacalera "I-5", en una hábil maniobra al verse acorralado por el veloz y desigual oponente, procuró ponerse a salvo embarrancando en la costa, hecho que logró, salvando la vida a todos sus tripulantes. Mientras corrían hacia el interior, lograron ver como su embarcación era cañoneada intensamente y quedó en tal mal estado, embarrancada en la orilla, que los sublevados, unos meses más tarde, tras la caída de la ciudad, no pudieron recuperarla debido a los grandes daños ocasionados."

Como no estar de acuerdo con Luis Miguel Cerdera, cuando nos dice que los dos guardacostas y la patrullera deberían haber contado con la protección de un submarino. A buen seguro que las tripulaciones de los tres barcos pensaron lo mismo cuando se les encomendó la misión, pero la llevaron a cabo. Siempre igual, las consecuencias de un ministro de Marina inútil, unos mandos desafectos a la República y traiciones sin fin, unas actuaciones nefastas y unos comportamientos incalificables de los mandos y el Ministerio, que primero pagaron con sus vidas los marinos republicanos y después España entera durante más de 40 años.



Benito Sacaluga




(1) Manilva Buceo (extractado)