miércoles, 20 de febrero de 2019

EL ACORAZADO REPUBLICANO "JAIME I" ATACADO POR LA LEGIÓN CÓNDOR.



Imagen: BilbaoArte.org
Del documental:
LEGIÓN CÓNDOR. PASADO Y PRESENTE DE UN CRIMEN NAZI
De forma muy resumida, podemos definir a la Legión Cóndor como una fuerza de intervención nazi de apoyo a Franco en la Guerra de España. La iniciativa para su creación partió de Hermann Göring, jefe de la Luftwaffe, el arma aérea alemana. Al mismo tiempo que ayudaban a Franco, el objetivo de los alemanes era la mejora y puesta a punto de sus aviones de guerra y tácticas militares de cara a la ofensiva militar, que ya por entonces, planeaban llevar a cabo sobre Europa.

Por distintas vías llegaron a España numerosos bombarderos Junker y Heinkel, se calcula que al comienzo de la guerra fueron alrededor de 136 las unidades enviadas por Hitler, operadas por personal militar alemán, de las que 96 eran bombarderos, aviones que en sus misiones eran protegidos por cazas italianos principalmente. Poco más tarde a los bombarderos se unieron cazas y aviones de reconocimiento.  Es sabido que aparte de la ayuda aérea los nazis enviaron a Franco todo tipo de  suministros, tropas, carros de combate, artillería y un importante apoyo logístico.

Los bombarderos de la Legión Cóndor, tras su apoyo para el paso del Estrecho de las tropas sublevadas, iniciaron sus misiones más relevantes en noviembre de 1936, en el inicio de la Batalla de Madrid, no obstante en agosto de 1936, con la Legión Cóndor aún en fase de creación, los aviones alemanes recién llegados a la península llevaron a cabo una misión de bombardeo contra el acorazado republicano "Jaime I". Nos lo cuenta Luis Miguel Cerdera en su libro "Málaga: Base Naval Accidental".

(1) El 12 de agosto de 1936, el alférez de navío José Díaz Cuñado, que había desertado en Tánger de la dotación del "Tofiño", recibió orden de presentarse en Sevilla al comandante alemán Alexander Von Scheele. Por informaciones llegadas a Queipo de Llano, provenientes de la red de espías ubicada en Málaga y de los buques alemanes e italianos que llegaban a la ciudad, el temido acorazado republicano "Jaime I" estaba fondeado en dicha ciudad, por lo que diligentemente se ultimaron los detalles para inutilizar el potente buque.

Acorazado "Jaime I"
A la una de la madrugada del día 13 de agosto, los efectivos con los que se constituirá en unas semanas la llamada Legión Cóndor, recién llegados a Sevilla como ayuda al ejército sublevado, preparan junto a los mandos militares golpistas, los detalles para el despegue de dos aviones Junkers Ju-52 con destino Málaga, cada avión consta de cuatro tripulantes y en sus bodegas perfectamente acondicionadas viajan potentes bombas de 250 Kgs. cada una.

El alferez José Díaz y los oficiales alemanes Max Graf Hoyos, Alfred Henke, Rudolf Freiheer Von Moreau y los observadores y mecánicos de vuelo suben a los aparatos. Despegarán aproximadamente a las tres de la madrugada, y a una velocidad próxima a los 200 km/hora volaron rumbo sur hasta los alrededores de Estepona.

Al encontrar poca visibilidad debido a la abundancia de nubes, descendieron hasta poder observar el perfil de la costa, tomaron rumbo Este y se encontraron sobrevolando la capital malagueña a las 5.20 horas del 13 de agosto. En una primera pasada de reconocimiento observaron donde se ubicaba su objetivo. Según las informaciones recibidas, el "Jaime I" se encuentra en el lugar indicado de la bahía malagueña. En unos momentos se producirá el octavo bombardeo sobre efectivos de la Base Naval.

En un segun vuelo sobre el buque y a una altura de 500 metros lanzaron sobre el acorazado cinco bombas, de las cuales, dos hicieron impacto directo, una de ellas entró por la escotilla de proa y produjo una gran brecha. El aturdimiento en el acorazado fue total, todavía de noche, la oscuridad inundaba el cielo malagueño, los gritos y el incendio provocado en el buque hacen que por unos instantes cunda el pánico. Loa alemanes, ante tales explosiones y el gran incendio desatado, piensan que los daños ocasionados son enormes y debido al fuego antiaéreo que empiezan a recibir cerca de sus aviones deciden no realizar un segundo ataque y ponen dirección a su lugar de origen, aterrizando en Sevilla en la amanecida del 13 de agosto.

Craso error por parte de los aviadores teutones, ya que si hubiesen realizado un segundo bombardeo y tocado de nuevo al acorazado podría haber sido inutilizado para el resto de la contienda, hecho que no sucederá de momento.

Junkers J-52
Las informaciones inmediatas que recibe Queipo de Llano, tanto desde su red de información, como por parte de los pilotos alemanes, hacen creer al general un daño muy superior al causado; se puede comprobar en la charla radiofónica emitida desde Radio Sevilla a las diez de la noche del mismo día del bombardeo.
"A las cinco y cuarto de esta madrugada, nuestra aviación ha depositado dulcemente una bomba de 250 kilos sobre la cubierta del "Jaime I", precisamente sobre el sollado, donde a esa hora dormirían seguramente 400 o 500 hombres. Y supongo que seguirán durmiendo a estas horas"
Pasados los primeros minutos de pánico en el acorazado, los ánimos de los marineros comenzaron a calmarse y diligentemente trataron de socorrer a los heridos a la vez que ponían su empeño en sofocar el incendio provocado por las bombas. De la dotación varios fueron trasladados al Hospital Noble, entre ellos: Manuel Lucas Gutierrez, con gravísimas lesiones que le ocasionaron la muerte, otros con heridas menos graves. Dos miembros de la tripulación se dan por desaparecidos. El balance final arroja la cifra de un muerto, cinco heridos y dos desaparecidos.

El "Jaime I" a su llegada a Cartagena, en la proa
se pueden apreciar parte de los daños ocasionados
por el bombardeo de los aviones alemanes.
Aunque los daños del acorazado no fueron muy graves, si eran de bastante importancia, y la brecha producida en el casco de considerable tamaño. Inmediatamente comenzaron los trabajos de reparación, pero debido a la incapacidad de Málaga para cometer una obra de tanta envergadura, se dieron las órdenes pertinentes para que el "Jaime I" pusiera rumbo a Cartagena para reparar las averías.

El acorazado zarpó de Málaga en la noche del 13 de agosto escoltado por el submarino "C-1", poniendo ambos proa hacia Cartagena, donde el acorazado quedó amarrado en el muelle de La Curra de la base murciana a las 14,00 horas del día siguiente. Los daños serán totalmente subsanados en un tiempo récord, el 25 de agosto volverá el buque a surcar los mares. 



Benito Sacaluga.





(1) Extractado de "Málaga: Base Naval Accidental". (Pgs.:133,134 y 135). Autor: Luis Miguel Cerdera.  ISBN: 978-84-608-5053-3



(2) Buque Hidrográfico "Tofiño". Debe su nombre a D.Vicente Eugenio Antonio Tofiño, nacido en Cadiz el 6 de septiembre de 1732. Científico, maestro, académico y marino de la Armada.

"Tofiño"
Imagen: Vida Marítima


lunes, 18 de febrero de 2019

HIMNO DEL CRUCERO "LIBERTAD"







Ve rumbo al mar,
crucero valeroso.
ve “Libertad”
buscando ansioso
al traidor
a la Patria.
Vamos, cantando,
a la batalla,
tranquilos y serenos.
Solo queremos
la victoria
o la tumba en el mar.

¡Firmes!
Firmes en los puestos de combate
¡Nunca!
¡Nunca! Esa bandera se arriará
¡Siempre!
Siempre la vida dispuestos a dar
por nuestra patria y por la Libertad.
¡Vivan los marinos! ¡Viva el “Libertad”!

Que hable la voz
viril de sus cañones.
Lancémonos
con brío a luchar
y a morir 
por la causa.
Vamos seguros
de la victoria
que el mar nos guarda.
Solo esperamos
el combate
para vencer y triunfar.

¡Firmes!
Firmes en los puestos de combate
¡Nunca!
¡Nunca! Esa bandera se arriará
¡Siempre!
Siempre la vida dispuestos a dar
por nuestra patria y por la Libertad.
¡Vivan los marinos! ¡Viva el “Libertad”!












viernes, 8 de febrero de 2019

UNA LAUREADA AL CRUCERO "CANARIAS" POR APRESAR A UN BARCO MERCANTE DESARMADO



Los protagonistas


Mercante "Mar Cantábrico", de 128 metros de eslora, desarmado, prestando servicio de transporte para la República durante la Guerra de España.

"Mar Cantábrico)
Crucero pesado "Canarias". 194 metros de eslora. Cinturón blindado: 50 mm/110 mm, en cubierta: 25/110 mm, en torres: 25 mm. Armado con 8 cañones de 203 mm en 4 torres. 8 cañones de 120 mm.(4 por banda). 12 tubos lanzatorpedos de 533 mm. (6 por banda). Al servicio de la Armada sublevada desde el 18/07/1936.

Crucero pesado "Canarias"

La gran hazaña



Marzo de 1937. A pocas millas de la costa de Santander. 

El Mar Cantábrico regresaba de Estados Unidos con un cargamento de aviones y armamento para las tropas leales al gobierno de España. 

La marina franquista logró localizarlo gracias a conseguir descifrar mensajes de Indalecio Prieto dirigidos al presidente de Euskadi.

Alertado el crucero sublevado "Canarias", zarpó de Ferrol, capturando al "Mar Cantábrico" y escoltando al mismo  hasta Ferrol. 

Las consecuencias


La mitad de su tripulación la constituía una "brigada internacional" de sesenta hombres, todos fueron fusilados en la Punta del Martillo, en el Arsenal Militar y posteriormente enterrados en una fosa común del cementerio de San Mateo.

Los civiles españoles que iban a bordo del mercante fueron "juzgados", de ellos fueron ejecutados veinticinco de sus tripulantes, dos de ellos menores de edad. Parece ser que sus restos reposan en fosas comunes de los cementerios de O Val, Serantes y Canido.   

En el "proceso judicial" tuvo participación muy destacada Luciano Conde Pumpido Tourón, designado por Franco en 1936 como Vocal del Alto Tribunal de Justicia Militar.

El premio al "heroísmo" 


Franco concede la Cruz Laureada, de forma colectiva, a toda la tripulación del "Canarias", una condecoración que tiene por objeto: "Honrar el reconocido valor heroico y el muy distinguido, como virtudes que, con abnegación, inducen a acometer acciones excepcionales o extraordinarias, individuales o colectivas, siempre en servicio y beneficio de España",...todo ello por apresar a un mercante desarmado. 


La tripulación del "Canarias" celebrando
la concesión de la Laureada.
(Imagen: Biblioteca Digital Hispánica)



Otras acciones "heroicas" del crucero "Canarias durante la Guerra de España

Lo que viene a continuación es prácticamente toda la actividad de "combate" que llevó a cabo el crucero sublevado "Canarias" durante la Guerra de España, como puede verse toda una lección de heroísmo y pericia en el combate naval:

29 de septiembre de 1936.- Solo dos unidades de la Flota Republicana patrullan en el Estrecho de Gibraltar, los destructores "Gravina" y "Almirante Ferrándiz", el resto de la Flota se encuentra en el Norte. El "Canarias" localiza al "Almirante Ferrándiz", navegando en solitario a una distancia de  entre 16.000 y 20.000 metros, a esa distancia la artillería del destructor no es operativa, si la del crucero que lo cañonea y hunde, mueren en el mar 160 tripulantes del destructor.

30 de octubre de 1936.- Bombardea Rosas (Gerona).

10 de noviembre de 1936.- Bombardea la zona portuaria de Barcelona.

16 de noviembre de 1936.- Bombardea la zona portuaria de Palamós (Gerona).

12 de diciembre de 1936.-  Hunde al mercante soviético desarmado "Komsomol" frente a las costas de Orán.

20 de diciembre de 1936 y 8 de enero de 1937.- Bombardea el puente de ferrocarril de Colera (Gerona).

8 de febrero de 1937.- Cañonea y ametralla a la población civil indefensa que huía de Málaga por carretera hacia Almeria. Los civiles muertos, hombres, mujeres y niños, se cuentan por millares.

5 de marzo de 1937.- Previo enfrentamiento con dos bacaladeros vascos armados con dos cañones de 101.6 mm y dos ametralladoras, apresa al mercante "Galdames", que se dirigía a Bilbao con 173 pasajeros.

13 de abril de 1937.- Bombardea San Carlos de la Rápita y Alcanar (Tarragona).

14 de abril de 1937.- Bombardea la zona portuaria de Tarragona.

25 de abril de 1937.- Junto con el también sublevado crucero "Baleares", se enfrenta a unidades de la escuadra de la República en aguas cercanas a Cartagena. Se produce un corto intercambio de disparos, tras el cual los dos crucero sublevados huyen del escenario de combate.

8 de junio de 1937.- Bombardea los núcleos urbanos de Palamós, Calella de Palafrugell, Sant Feliu de Guíxols, Tossa de Mar, Blanes y Mataró.

9 de junio de 1937.- Bombardea Palamós, ciudad y puerto.

22 de julio de 1937.- Bombardea el litoral de Barcelona y Mataró.

15 de agosto de 1937.- Cañonea la ciudad de Alicante.

14 de diciembre de 1937.- Bombardea Palamós.

18 de febrero de 1938.- Bombardea las zonas portuarias de Palamós, Sant Feliu de Guíxols y Calonge.

6 de marzo de 1938.- Unidades de la Flota Republicana se enfrentan, en la denominada Batalla del Cabo de Palos, a los cruceros sublevados "Baleares" y "Canarias". El "Baleares" resulta hundido, tras ello el "Canarias" huye a toda máquina.

Acabada la guerra, ya en mayo de 1940, estando el "Canarias" en Santa Cruz de Tenerife, se hizo entrega al crucero de una bandera roja y negra de Falange y las gualdrapas para la banda de cornetas y tambores, confeccionadas por la Sección Femenina de Falange. 




Benito Sacaluga.








martes, 5 de febrero de 2019

EUROPA HIZO QUE LA REPÚBLICA PERDIERA LA GUERRA





Acorazado "Admiral Graf Spee"
Presente en el Mediterráneo
durante la Guerra de España.(4)
(Imagen: www.eurasia1945)
(1) De acuerdo con el planteamiento expuesto por el general italiano Ettore Grasseti (2), recogido por Dominguez Benavides, Francia e Inglaterra entregaron el Mediterráneo occidental a Franco y sus aliados. Perdido el dominio de ese mar por la República, la guerra estaba perdida, al quedar los combatientes sin el suministro de material de guerra y la retaguardia sin artículos de primera necesidad. La opinión de Manuel Chaves Nogales en 1938 es elocuentemente ilustrativa al respecto:
"Después de dos años y medio de guerra, es evidente que Franco ya no tiene ninguna esperanza de triunfar por las armas y no le queda sino una posibilidad para la victoria: rendir al adversario mediante el hambre. El hambre en la España republicana es, de hecho, una realidad innegable. La zona leal se encuentra sometida desde hace ya largos meses a un régimen de subalimentación que ha empezado a producir terribles consecuencias en las masas populares: la tuberculosis y el raquitismo infantil están haciendo estragos...La táctica consistente en matar de hambre a la España republicana es la consecuencia lógica del nuevo giro que Mussolini y Hitler le han dado a su política de intervención en España teniendo en cuenta, por un lado el fracaso militar del Caudillo, y por otro, los excelentes frutos cosechados en la conferencia de Munich" (3)
Las aguas cercanas a los puertos de levante se convertirían en tumbas de numerosos buques cargados de armas, alimentos y medicinas.

Lo peor de todo era que tanto la armada británica como la francesa estaban bien presentes en el Mediterráneo. Tan asiduos eran sus visitas a los puertos peninsulares, que fueron incluso testigos de ataques a los buques de la Armada republicana. La presencia en el Mediterráneo de buques de guerra alemanes e italianos, especialmente submarinos, apoyando claramente a los sublevados, es de sobra conocida por franceses y británicos sin que hagan nada por evitarlo. Finalizada la guerra el propio Mussolini no tendrá empacho en reconocerlo. 

En un documento del Duce dado a la prensa italiana para su publicación finalizada la guerra, el líder fascista llegará a afirmar:
"Nuestra Marina contribuyó silenciosa, pero eficazmente a la victoria de Franco. El transporte de tropas y material de guerra pudo hacerse gracias a una perfecta organización de nuestras bases y medios, dedicándose a él noventa y dos barcos que llegarían a realizar doscientos veinte viajes. El número de unidades de superficie que tomaron parte en acciones de guerra y escolta fue de noventa y uno. Se verificaron ochocientos setenta servicios de vigilancia y escolta. Las acciones de guerra ejecutadas por nuestra unidades fueron noventa y una, hundiendo en pocos días dieciocho mercantes con un total de setenta y dos mil ochocientas toneladas"
El trabajo de Laureano Rodriguez, anteriormente reproducido, son apenas dos páginas de un total de 50 dedicadas a parte del papel que la Armada de la República desempeñó en la Guerra de España, desde el golpe militar de 1936 hasta el cinco de marzo de 1939, fecha en la que la Flota Republicana parte de Cartagena para poner a salvo los buques a causa de la sublevación de la ciudad promovida por el último traidor a la República, por el coronel Casado. (Ver: Coronel Casado, cronología y consecuencias de una traición)

En el texto anteriormente reproducido se pone de manifiesto y documenta por medio de las declaraciones de Mussolini, la impunidad con la que fascistas y nazis actuaron en contra de la República y en apoyo sin limitaciones a un general sublevado. Los buques alemanes e italianos actuaron como auténticos piratas, navegando a sus anchas por las costas españolas y el Mediterráneo Occidental, incumpliendo el Pacto de No Intervención, firmado en Londres en agosto de 1936, con el que se buscaba evitar la intervención extranjera en la Guerra Civil Española y la internacionalización del conflicto. Alemania, Italia y Portugal nunca cumplieron con lo firmado en Londres. La Flota republicana no podía atacar a estos buques de guerra extranjeros. Las patrullas de Francia e Inglaterra miraron para otro lado ante los constantes y evidentes incumplimientos. Portugal proporcionó al bando sublevado importantes apoyos de todo tipo, entre otros, permitir el paso por su territorio de los ejércitos sublevados, el desembarco en sus puertos de las ayudas de todo tipo proporcionadas por fascistas y nazis a los ejércitos de Franco, y un enclave perfecto para el espionaje franquista, alemán e italiano. De nada sirvieron las constantes quejas diplomáticas del Gobierno de la República ante el Comité de No Intervención.

Tres dictadores, Hitler, Mussolini y Oliveira Salazar fueron los artífices de la victoria de Franco, a la postre otro dictador más. En España la guerra acabó en 1939, pero el destino quiso que ese mismo año comenzara en Europa la II Guerra Mundial, provocada y orquestada por los mismos que ayudaron Franco, por los mismos a los que Francia e Inglaterra no supieron parar los pies en España. Desde luego pagaron muy cara su indiferencia ante la destrucción de las libertades que supuso el resultado de la Guerra de España, durante cinco largos años (1939-1945) tuvieron que sentir en sus propias carnes el horror de nazis y fascistas. Sin embargo, curiosidades del destino, fueron miles los republicanos españoles, aquellos a los que Francia abandonó, los que colaboraron con Francia en la lucha contra la invasión nazi, buena parte de ellos, integrados en la División Leclerc, fueron los primeros en entrar en agosto de 1944 en un París liberado.



Benito Sacaluga.






(1) Laureano Rodriguez."La Armada Española durante la guerra de los tres años (1936-1939)".Congreso homenaje al ingeniero y general D. Salvador Padilla Escabí. 

(2) Pedro Mª Egea Bruno, "La represión al término de la guerra civil. El modelo de Cartagena". Anales de Historia Contemporánea, nº 7 (1989), págs: 156-157.

"La línea costera de Sardinia y Sicilia, constituye, con las Islas Baleares, una vez colocadas bajo nuestro control, un sistema que neutraliza la arteria inglesa Gibraltar-Malta. Con la influencia italiana en Palma de Mallorca y la influencia alemana en Ceuta y Melilla, el Eje Roma-Berlín se prolonga dentro del Mediterráneo Occidental (Mallorca, Cagliari y Trapani), corta la gran arteria británica por su cabeza en Gibraltar y continua su influencia hasta el Este con la isla de Pantelaria. En relación a Francia, Casablanca-Orán, en el Oeste, de Algeciras Y Philipville en el Centro, y de Suez a Túnez en el Oeste. De esta manera, el sistema arterial de la metrópoli francesa al norte de África gala, base de la movilización general francesa, puede ser cortado". Manuel Dominguez Benavides.

(3) Manuel Chaves Nogales. "La España de Franco" Córdoba, 2012.

(4) Acorazado de 186 metros de longitud, 21’6 metros de manga, 7’4 metros de calado y 12.100 toneladas de desplazamiento. Impulsado por ocho motores diésel Man de potencia total 52.771 C.V. Velocidad máxima 28,50 nudos. Nueve cañones de 280 mm en tres torretas triples, ocho piezas de 150 mm en los costados (4+4), seis baterías L/45 de 88 mm. sobre pedestales abiertos, ocho antiaéreos de 37 mm, diez ametralladoras de 20 mm y ocho tubos lanzatorpedos de 530 mm.

El "Graf Spee" entró a servir en la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) el 9 de Abril de 1936 al mando del capitán Conrad Patzig. Al cabo de tres meses, en Agosto, formó parte del Comité de No Intervención durante la Guerra Civil Española realizando una navegación en torno a las Islas Canarias y el África Occidental Francesa, antes de llevar a cabo hasta un total de cuatro patrullas alrededor de España. (Fuente: Eurasia 1945). 









domingo, 3 de febrero de 2019

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LA FLOTA REPUBLICANA






Al anochecer del 3 de marzo de 1939 las fuerzas de tierra en Cartagena se sublevan contra el Gobierno de Juan Negrín, siguiendo el plan golpista del coronel Casado. La traición se lleva a cabo comandada por Fernando Oliva, Jefe del Estado Mayor de la Base Naval, con el apoyo del coronel de artillería Gerardo Armentia y el comandante quintacolumnista Manuel Lombardero, se toma el control de la Base y del puerto. El 5 de marzo los buques de la Flota Republicana zarpan con rumbo al norte de África. El 6 de marzo la 206ª Brigada Mixta del ejercito republicano entra en Cartagena ocupando el Arsenal, varias baterías costeras y toma el control del suministro eléctrico y líneas de comunicación. El día 7 toman las baterías de costa restantes y el Parque de Artillería. A mediodía la 206ª Brigada Mixta ya se había hecho con el control total de Cartagena y apresado a los traidores y quintacolumnistas. (Ver: Cartagena Sublevada. Quinta Columna). Cartagena vuelve a ser republicana.

Juan Negrín, a las 0.21 horas del día 6, desde su cuartel general, "Posición Yuste", en Elda (Alicante), emite el siguiente teletipo: "El ministro de Defensa Nacional a jefe flota. Dominada situación creada en Cartagena, disponga que flota se reintegre a la base". A las 4,28 horas, desde Portman, Negrin emite otro teletipo: "Dominada situación en Cartagena, sírvanse reintegrarse a la base naval". A las 5,54 el jefe de la flota cambia el rumbo y los buques ponen proa a Cartagena. Poco después se intercepta un mensaje de los sublevados confirmando que las baterías de costa de Cartagena volvían a estar en su poder,  (una información errónea que perjudicó incluso a los barcos sublevados que se dirigían a tomar Cartagena y que provocó el hundimiento del "Castillo de Olite" por los disparos efectuados desde la batería de la Parajola). En base a esta información se decide retornar al rumbo que les conduciría a Äfrica. La flota pretende fondear en Argel y allí repostar combustible, desconocen la realidad de lo que sucede en Cartagena, todo aconseja preservar la Flota. En la mañana del día 6 los buques republicanos esperan para entrar en Argel, pero las autoridades francesas se lo impiden y les ordenan poner rumbo a Bizerta, puerto al que arriban por la noche.





Como se ha dicho, el 5 de marzo la Flota Republicana zarpa de Cartagena, y lo hace sin saber cual sería el futuro de sus buques y sus marinos. El día 7 de marzo de 1939 los buques bajo bandera republicana fondean en Bizerta (Túnez), en total tres cruceros: "Cervantes", "Libertad" y "Mendez Núñez; ocho destructores "Lepanto", "Almirante Valdés", "Almirante Antequera", "Gravina", Jorge Juan", "Almirante Miranda", "Escaño" y "Ulloa", al día siguiente se les une el submarino "C-4". 

El 27 de marzo de 1939 el destructor sublevado "Ciscar" llega a Bizerta, al mando del capitán de fragata Diaz del Río-Pita da Veiga, llevando a bordo al 2º Jefe del Estado Mayor de la Armada franquista, contralmirante Salvador Moreno, junto con un representante diplomático, el vizconde Montblanch, nombrado ministro plenipotenciario de España, para gestionar ante las autoridades de la entonces colonia francesa de Túnez la toma de posesión de los buques republicanos allí fondeados.  Recordemos aquí que el 25 de febrero de 1939 Francia y Gran Bretaña habían reconocido como legítimo al gobierno de Franco y suprimido sus relaciones con el Gobierno de la República. Desde el 14 de marzo la Flota Republicana quedó bajo vigilancia francesa, obligada dicha Flota a arriar la bandera republicana de sus unidades (16 de marzo).

Nada más llegar a Túnez, el contralmirante franquista y el representante diplomático inician las gestiones encaminadas a la recepción de la Flota Republicana ante el almirante M. Brery, prefecto marítimo de Bizerta. Se acuerda que las dotaciones republicanas, internadas desde el 15 de marzo en el campo Maknassy, que quisieran volver a España se concentrarian en el crucero "Cervantes", y que los buques serían entregados dos días más tarde, por los franceses y no por los mandos republicanos, devolviendose a los buques, para su rearme, los cierres y llaves de fuego de sus cañones y las ametralladoras, que, previamente habían sido desmontadas y trasladadas a tierra por las guardias francesas que habían ocupado los buques el 14 de marzo. (1)

El día 30, el mismo día que Casado y su grupo de golpistas contra Negrín abandonan Denia en el "Galatea", los buques republicanos son entregados al contralmirante Salvador Moreno, el cual el 2 de abril, a las 18,30 horas, radiaba al Jefe del Estado Mayor franquista lo siguiente: "En este momento salgo del lago Bizerta con toda la escuadra sin novedad". Un día más tarde acababa la guerra y comenzaba la dictadura y la represión en toda España.

Durante la travesía hasta la península los marineros republicanos que, confiando en las promesas franquistas decidieron volver a España, ya prisioneros fueron obligados a rendir homenaje a los muertos del "Baleares" en el mismo lugar donde lo habían hundido los buques republicanos. La venganza empezaba. Moreno insistía en que los marinos republicanos repatriados voluntariamente incluían a "significados criminales" e "individuos de cuidado", para los que deberían prepararse campos de concentración (2)Después de su llegada a la península comenzaron los Consejos de Guerra Sumarísimos para los marinos republicanos engañados en Bizerta, penas de muerte y de prisión de 1 a 30 años coparon las sentencias.

Los marinos republicanos que se quedaron en Túnez comenzaron su trágico exilio y su paso por los campos de concentración. Unas experiencias sobrecogedoras recogidas por Victoria Fernández Díaz en su  excelente libro "El Exilio de los Marinos Republicanos".



Benito Sacaluga.





(1) Cartagena Histórica. Manuel Rolandi Sánchez-Solis
(2) Michael Alpert. La Guerra Civil Española en el Mar.