martes, 7 de junio de 2011

TURBINAS DE GAS EN LA MARINA




No debemos entrar en confusión pensando que una turbina de gas se denomina así por utilizar un combustible gaseoso para su funcionamiento. En realidad su nombre se debe a que son gases, a su paso por los alabes de un rotor, los encargados de producir la energía necesaria para la movilidad del buque, independientemente de que el combustible utilizado para el calentamiento  de los gases sea liquido (keroxeno, fuel..), gaseoso (gas natural, metano,...) o incluso solido, (carbón) previa transformación de éste en gas a través de un gasificador.





La base de este tipo de turbinas se encuentra en la aplicación del Ciclo Brayton que no es sino un ciclo termodinámico en el cual un fluido gaseoso compresible es inicialmente comprimido para ser posteriormente calentado y finalmente sometido a expansión, ciclo que  en el caso de turbinas la admisión de fluido termodinámico es continua, ciclo continuo.  Básicamente se trata de convertir energía térmica en energía mecánica, siendo ésta última la encargada del funcionamiento de un generador eléctrico capaz de alimentar a los motores de propulsión. del buque.


Así pues y en resumen una turbina de gas simple está compuesta de tres secciones principales: un compresor, un quemador y una turbina de potencia. Las turbinas de gas operan en base al principio del ciclo Brayton, en donde aire comprimido es mezclado con combustible y quemado bajo condiciones de presión constante. Al gas caliente producido por la combustión se le permite expanderse a través de la turbina y hacerla girar para llevar a cabo trabajo.Otra ventaja consiste en que parte del trabajo obtenido por el propio funcionamiento de la turbina se utiliza para el funcionamiento del compresor de gases, con el consiguiente ahorro e independencia de energía externa.




Una de las ventajas de este tipo de motores es su relativamente reducido tamaño, solidez , ausencia de vibraciones debido a su funcionamiento rotativo, diseño compacto, facilidad de instalación y su relación peso/potencia obtenida, características éstas que las convierten en uno de los sistemas de propulsión más utilizados en los buques de guerra.  

Existen modelos de ciclo combinado, llamados así porque utilizan el vapor de agua y la expansión del gas, accionando cada sistema un generador diferente. Además de esta variante existen múltiples opciones y combinaciones a partir de este tipo de turbinas.




Por otro lado,  aparte de su utilización en la marina son varias las aplicaciones que pueden darse a las turbinas de gas, por ejemplo en centrales de producción de energía eléctrica, aviación a reacción, etc... por citar las más conocidas.

Por desgracia mi Abuelo no pudo llegar a ver en funcionamiento este sistema de propulsión toda vez que ,según mis datos, la primera instalación de una turbina de gas en un buque de guerra data de 1948.







Benito Sacaluga

No hay comentarios:

Publicar un comentario