sábado, 15 de junio de 2013

FRANCO, HITLER, MUSSOLINI Y UNAS FLECHAS







Advertencia : Algunas de las imágenes que figuran a continuación pueden herir la sensibilidad del lector

Desde el comienzo de la Guerra Civil Hitler y Mussolini colaboraron significadamente con el ejército franquista, una ayuda a los sublevados que se materializó por tierra, mar y aire. Armamento, municiones, vivieres, barcos, submarinos, aviones, artillería, carros de combate, apoyo táctico, espionaje, personal militar………incumpliendo de forma sistemática su adhesión a los acuerdos internacionales de “No Intervención”, pacto gestado en Londres por Inglaterra con el apoyo de Francia y suscrito por la práctica totalidad de los países requeridos.


Centrándonos en lo que a la guerra en el mar se refiere, dejando a un lado las importantisimas ayudas al ejercito y a la aviación, fue el gobierno de Mussolini el que tuvo más significación en su colaboración con la flota sublevada. Esta ayuda se concreto, de forma muy resumida, en lo siguiente: Treinta y seis submarinos italianos denominados “Legionarios” operaron regularmente en aguas del  mediterráneo, seis unidades de estos submarinos patrullaban constantemente sus aguas al objeto de impedir la llegada de convoyes de suministros para las tropas y la población republicana. Una de sus unidades, el Torricelli, torpedeó el 22 de noviembre de 1936 al crucero Miguel de Cervantes mientras se encontraba anclado en la bocana del puerto de Cartagena. El 13 de febrero de 1937 Barcelona es bombardeada, por primera vez durante la Guerra Civil española, por el crucero italiano "Eugenio di Savoia" desde 9.000 metros de la costa. Presionada principalmente por Inglaterra, Italia se vio obligada a abandonar las intervenciones directas en el mar sustituyendo estas por la venta al ejercito sublevado de cuatro destructores y dos submarinos, además de ceder cuatro submarinos los cuales se camuflaron bajo nombre español aunque las tripulaciones eran íntegramente italianas, a bordo solo iba un oficial de enlace español.

El apoyo naval de la marina nazi fue más reducido que el de la Italia fascista en lo que a intervenciones directas en el mar se refiere. No obstante en diciembre de 1936 el submarino alemán U-34 lanzo sus torpedos contra el C-3 republicano hundiéndole frente a las costas de Málaga. En mayo de 1937 la aviación republicana confunde al crucero alemán Deutschland con el sublevado Canarias y lo bombardea  en aguas próximas a Ibiza. El Deutschland en el momento en que se produjo el bombardeo incumplía la normativa del Comité de No Intervención de permanecer a un mínimo de diez millas de la costa. En represalia por el ataque y sin atender a las explicaciones españolas Hitler ordenó el bombardeo de Almería. En la madrugada del 31 de mayo el acorazado Admiral Scheer y cuatro destructores alemanes abrieron fuego contra las baterías de costa, las instalaciones portuarias, cualquier barco que se encontrase en el puerto y sobre la ciudad. Se estima en más de 275 cañonazos con proyectiles de gran calibre. Las baterías de costa republicanas no pudieron hacer nada para impedir el bombardeo al encontrarse los buques alemanes fuera de su alcance. Numerosos edificios de Almería fueron alcanzados por los proyectiles alemanes destacando entre ellos la catedral, hoteles, el mercado, escuelas, estación de ferrocarril, el ayuntamiento y las instalaciones de la Cruz Roja.

Francisco Franco no tardó en reconocer formal e internacionalmente a nazis y fascistas la ayuda recibida hasta ese momento. En el mes de octubre de 1937 para conmemorar el aniversario de su autonombramiento como dictador Franco emite desde su cuartel general en Burgos cuatro decretos el 373, 374, 375 y 376, (no habían transcurrido más de 15 meses desde su levantamiento en armas y ya había dictado 376 decretos, o lo que es lo mismo 25 decretos al mes, casi uno diario)

En el 373, se instaura la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas como supremo galardón del nuevo Estado al mérito Nacional, “Su emblema el Haz de Yugo y Flechas que nuestros Reyes Católicos Isabel y Fernando grabaron en la ejecutoria impar, por nobilísima, de su Reino, como expresión exacta y amorosa de la Unidad en la Fe, en el Gobierno, en las Armas y en las Tierras, cimientos permanentes de la Grandeza del Imperio”.

En el 4º párrafo se puede leer:
“…se han hecho carne sagrada de heroísmo las Flechas de la Falange, para recobrar, otra vez, ante el pasado, nuestro rumbo Imperial y Católico.”

En el 7º se lee:
“En el Aniversario de mi Exaltación al Gobierno del Estado y al mando Supremo de todos los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire al levantar emocionado y agradecido, las Flechas Rojas, como supremo galardón al mérito Nacional, quiero que Ellas sirvan de homenaje a nuestros Héroes y de ejemplo para los Cruzados que las lleven prendidas sobre su corazón”.

El Yugo y las Flechas han de representar también  según Franco la
“Cruz de los Cruzados que con su propia sangre ponen, ahora, en derrota las fuerzas demoníacas del comunismo y del mal para que luzca un amanecer generoso y afortunado para todas las gentes del mundo.”

En el 374,se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas a S. M. I. y R. Víctor Manuel III, Rey de Italia, Emperador de Etiopía:


En el primer aniversario de mi Exaltación a la Jefatura del nuevo Estado Español y al Mando Supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire; y como signo leal y firme a la amistad de los pueblos que, en la hora trágica y gloriosa de nuestra Cruzada contra la barbarie, nos honraron con su reconocimiento sincero y amistad generosa,
Vengo en disponer:
Artículo único. Se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas a S. M. I. y R. Víctor Manuel III, Rey de Italia, Emperador de Etiopía.
Dado en Burgos a primero de octubre de mil novecientos treinta y siete.Segundo Año Triunfal. 
FRANCISCO FRANCO

En el 375 se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Duce de Italia y fundador de su Imperio Benito Mussolini:


En el primer aniversario de mi Exaltación a la Jefatura del nuevo Estado Español y al Mando Supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire; y como signo leal y firme a la amistad de los pueblos que, en esta hora trágica y gloriosa de nuestra Cruzada contra la barbarie, nos honraron con su reconocimiento sincero y amistad generosa,
Vengo en disponer:
Artículo único. Se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Duce de Italia y fundador de su Imperio Benito Mussolini.
Dado en Burgos a primero de octubre de mil novecientos treinta y siete. Segundo Año Triunfal.
FRANCISCO FRANCO

En el 376 se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Fuhrer Canciller de la Nación alemana Adolfo Hitler:


En el primer aniversario de mi Exaltación a la Jefatura del nuevo Estado Español y al Mando Supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire; y como signo leal y firme a la amistad de los pueblos que, en esta hora trágica y gloriosa de nuestra Cruzada contra la barbarie, nos honraron con su reconocimiento sincero y amistad generosa,
Vengo en disponer:
Artículo único. Se concede el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas al Fuhrer Canciller de la Nación alemana Adolfo Hitler.
Dado en Burgos a primero de octubre de mil novecientos treinta y siete. Segundo Año Triunfal.
FRANCISCO FRANCO



Benito Sacaluga

 Fuente : Boletín Oficial del Estado.--Burgos 4 de octubre de 1937.--Número 349

2 comentarios:

  1. Siempre me ha parecido vergonzosa la pasividad de Inglaterra, Francia y los llamados países libres. En cuanto a la falerística "imperial" franquista, no me extraña que los beneficiarios de tan "alta" condecoración fuesen sus valedores, que al fin ya al cabo fueron los artífices de su victoria.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  2. Pues si, estos países hicieron con respecto al franquismo lo mismo que han hecho los gobiernos de España desde 1975 : NO INTERVENIR, MANTENER UNA ACTITUD PASIVA AÚN MÁS VERGONZOSA.

    ResponderEliminar