domingo, 11 de abril de 2021

EL TRASATLÁNTICO "MARQUÉS DE COMILLAS" BAJO DOS BANDERAS

 

El trasatlántico "Marques de Comillas" era en 1936 propiedad de la Cia.Trasatlántica.  El 5 de agosto de 1936, en el puerto de Barcelona, fue requisado por el Gobierno de la República. Como buque-hospital se incorporó a la fuerza naval que, con la columna del capitán Bayo, intentaría ocupar Mallorca.  Hizo varios viajes a Barcelona y a Mahón, el día 22 zarpó de nuevo para la zona de operaciones. Hasta el 4 de Septiembre se mantuvo entre Punta Amer y Cabo Tinar y, en la noche del 9, en Cala Petita recogió un contingente de tropas y regresó al puerto de la Ciudad Condal.



El 1 de febrero de 1937 la recalada del "Marqués de Comillas" era esperada por los sublevados, los servicios de información italianos habían anunciado a los franquistas su paso por el Bósforo. Entre Cabo San Sebastián y Formentor, le esperaban, debidamente escalonados, los cruceros "Baleares" y "Almirante Cervera", los cruceros auxiliares "Rey Jaime II" y "Mallorca", los minadores "Vicente Puchol" y "A.Lázaro", y la aviación facciosa con base en Mallorca. El apresamiento del "Marqués de Comillas" se llevó a cabo a las once de la noche, y el trasatlántico, escoltado por el "Almirante Cervera", dio fondo en Palma de Mallorca. Al día siguiente atracó para descargar 2.500 balas de algodón. Posteriormente se hizo cargo de su mando civil el capitán de la Marina Mercante Gabriel Roselló Guiscafré.



Pintado de gris naval por los franquistas, el "Marqués de Comillas" zarpó el 13 de marzo rumbo a Cádiz. Llevaba tropas y municiones, durante la travesía fue escoltado por los cruceros "Baleares", "Almirante Cervera" y el auxiliar "Vicente Puchol". 

Posteriormente, hizo una serie de viajes a La Spezia (Italia), de donde volvía con material de guerra, y en julio, en tres ocasiones, bajó a Canarias desde donde, con tropas, regresó a Cádiz. En enero de 1938, zarpó de Ceuta con una expedición de musulmanes que se dirigían a La Meca. Tras hacer escala en Melilla, hasta Cabo Bugaroni navegó escoltado por los cruceros "Canarias" y "Baleares", en dicho punto se hizo cargo de su protección el destructor italiano "Ugolino Vivaldi". En el viaje de vuelta, los cruceros "Canarias" y "Almirante Cervera" fueron a esperarles en aguas de Cagliari, donde había hecho escala, y el 16 de marzo el trasatlántico dio fondo en Ceuta. 



Destructor italiano "Ugolino Vivaldi"


Por entonces se estudió la posibilidad de restablecer alguna de las líneas americanas de Trasatlántica Española. Para ello se contaba con el "Marqués de Comillas" y algunos barcos alemanes que, en régimen de fletamento, cedería la Hamburg-Amerika Line. Pero nada se plasmó en realidad concreta y, siempre como transporte, el "Marqués de Comillas", que en enero de 1939 volvió a Yiddah con peregrinos musulmanes que se dirigían a La Meca, continuó sus singladuras.



Terminada la guerra, el "Marqués de Comillas" marchó a Bizerta para transportar a los marinos republicanos allí internados que voluntariamente decidieron regresar a la Península. Luego arrumbó a Cádiz, más tarde y hasta septiembre, atracado en Cartagenas sirvió de alojamiento para el almirante jefe de la escuadra, Francisco Moreno, y su Estado Mayor.

Aparte de sus misiones en mar, el “Marqués de Comillas” fue sede de numerosos Consejos de Guerra franquistas, entre ellos el que condenó a muerte a Antonio Barreda Rodríguez, capitán Maquinista de la Flota Republicana, Consejo de Guerra Sumarísimo iniciado el 29 de abril de 1939 y cuya sentencia se cumplió en Cartagena el 29 de julio siguiente.

El 6 de noviembre de 1961, el "Marqués de Comillas" se encontraba amarrado en el espigón de Astano en Perlío (Coruña), donde efectuaba reparaciones. A consecuencia de un cortocircuito en el cuadro eléctrico de la sala de dinamos, que recibía corriente de tierra, se declaró un incendio a las tres de la madrugada. A pesar de los esfuerzos de los bomberos de Ferrol, de las brigadas contra incendios de la Armada y del personal de las factorías de Astano y Bazán, el "Marqués de Comillas" ardió durante horas de proa a popa. Cuando desaparecieron las llamas y el humo sólo quedaba una ruina calcinada.  



Parte del texto está extractado de entrada publicada en  mgar.net

Otras fuentes consultadas: trasmeships / histamar / de la mat y los barcos


No hay comentarios:

Publicar un comentario