domingo, 7 de agosto de 2011

REPRESIÓN LABORAL EN CARTAGENA


Escudo de Cartagena


(1).En términos absolutos, cerca de 4.000 cartageneros ,fueron detenidos encarcelados o procesados en los meses que siguieron al final de la guerra. uno de cada ocho hombres entre 15 y 60 años sufrió esta situación, el número de mujeres no está determinado.

La IV División Navarra entrando en Cartagena,
el 30 de marzo de 1939.

Todas las medidas de inserción laboral de los excombatientes estaban destinadas a proporcionar un puesto de trabajo a los vencedores y sus familiares más directos.Para los vencidos, el principal problema para sobrevivir era encontrar un puesto de trabajo. La depuración política no solo afectó a los funcionarios civiles y militares, sino también a los trabajadores de las industrias ligadas a la defensa,participadas por el Estado, o a las empresas publicas o privadas de servicios públicos, SECN,Maestranza,Arsenal,Fabrica de Cartuchería del Parque de Artillería,Telefónica, Ferrocarriles,Gas Levante,Aguas Inglesas de Cartagena,Unión Eléctrica,Banco de España.....

En Cartagena 6.178 funcionarios fueron sometidos a procesos de depuración política.Este grupo comprendía tanto a civiles y militares como a profesionales liberales, médicos, abogados, maestros,ingenieros, etc. Asimismo otros 6.667 trabajadores ligados a a las empresas de defensa y a los servicios públicos también fueron obligados a someterse a un proceso de depuración. En total 12.845 cartageneros, el 22,50 % de la población activa,tuvieron que pasar por procesos de depuración política y profesional. Procesos en los que se exigía la colaboración de los ciudadanos para aportar pruebas en contra de   los procesados.



Requisitoria publicada el 31 de julio de 1939 en Cartagena Nueva:


JUZGADO MILITAR ESPECIAL DE FUNCIONARIOS CIVILES


Por la presente se requiere a cuantas personas conozcan las actividades durante la dominación roja, de los funcionarios que se citan a continuación,para que comparezcan ante este Juzgado,sito en la calle de Gisbert (Escuelas Graduadas) durante los cinco días siguientes a esta fecha,para deponer en el expediente que se sigue a aquellos.

MAESTROS NACIONALES

Concepción Navas San Juan
Francisca Ureña de Bay
María Parvieux Galvache
Juan Luis Latesta García
María Zarco Alcaraz
Guillermo Más Manzanera
Mª Resurrección Blanes Murciano
María Felipe Molles
Carlos Campos Herrero
María Pilar Montero del Amo
Eduardo Satorres García
Antonio García Espla
Concepción Tomás Soler

CATEDRÁTICO

Manuel Zamorano Ruiz

PROFESOR DE MATEMÁTICAS

Ignacio Foch de Porras

INGENIERO DE MINAS

Simón Martí Mancha

INGENIERO INDUSTRIAL

Andrés Tuduri Martinez

PERITO QUIMICO

Ana María Cegarra Salcedo

EMPLEADO DEL ESTADO

Francisco Esteban Artieda

No tenían nada contra ellos,nada, pero había que asegurarse, haciéndoles correr el riesgo de sufrir una falsa denuncia, fruto del revanchismo o la envidia, que diera con ellos en el paredón, la cárcel o la exclusión social y laboral.

Del total de los procesados, casi 7.000, más de la tercera parte serian despedidos o se les impediría ejercer su actividad como profesionales liberales. A ello hay que añadir que entre un 15 y un 20% más,fueron sancionados con despidos temporales,congelación  o mengua de su categoría profesional.

Un informe del Jefe Provincial de Falange de Murcia, Santiago Guillén Moreno, de fecha octubre de 1939, manifestaba 
"... el problema del paro puede incrementarse de no intervenir la primera autoridad civil impidiendo de manera absoluta que los patronos dejándose llevar de un mezquino deseo de revancha procedan por decisión propia a expulsar obreros, sin esperar al acuerdo de las autoridades judiciales..."
Miles de obreros habían sido despedidos en las empresas cartageneras.Las minas de Cartagena y La unión no empezaron a trabajar hasta julio de 1939. En La Constructora habían sido despedidos todos los trabajadores. Otras empresas como la Sociedad Minero-Metalúrgica de Peñarroya, S.A. procedió a despedir a trabajadores que llevaban más de quince años en la empresa, todos ellos de edades comprendidas entre los 61 y los 74 años.

La veda del despido se abrió hasta tal punto que las propias autoridades falangistas tomaron nota de esta realidad que empeoraba la situación existente en la provincia: 
  • 23.000 parados entre hombres y mujeres
  • 34.000 niños recogidos por el Auxilio Social
La colectividad cartagenera afectada superaba al 25% de la población, sin recursos, sin empleo y dependiendo de la caridad falangista (Auxilio Social), quien en septiembre de 1939 ya había repartido más de 215.000 raciones de comida, es decir más de 7.000 diarias.

Incluso aquellos que tenían trabajo bien remunerado no andaban muy bien alimentados, en una inspección sorpresa de las tarteras de comida de 285 obreros de la Constructora Naval (SECN), se encontró lo siguiente :
  • 70 iban sin nada absolutamente que comer
  • 49 llevaban exclusivamente naranjas
  • 32 llevaban tortas de cebada
  •  3 con guiso de patatas y pescado
  •  4 con guiso de pescado solo
  • el resto cantidades reducidas de boniatos, acelgas,nabos, zanahorias o bellotas.



Benito Sacaluga



(1).-Extractado de Cartagena Histórica.CM nº 34.Marzo 2008.



Mapa de seguimiento del Blog



No hay comentarios:

Publicar un comentario