domingo, 4 de noviembre de 2012

LA ARMADA OLVIDA A SUS MARINOS



(*)"Con motivo de la festividad del Día de los Fieles Difuntos, el pasado viernes a las 11.00 horas, se celebraba en el Panteón de la Armada del Cementerio de Nuestra Señora de los Remedios de Santa Lucía de Cartagena un acto de homenaje y recuerdo a los difuntos de la Armada.

Panteón de la Armada Española 
Posteriormente, los asistentes se trasladaron Mausoleo de Isaac Peral del mismo cementerio donde se celebró un acto organizado por la Base de Submarinos, en recuerdo de este ilustre marino cartagenero fallecido en 1895.

Los actos fueron presididos por el Almirante Jefe del Arsenal de Cartagena , vicealmirante Fernando Zumalacárregui Luxán, acompañado por el Almirante de Acción Marítima vicealmirante Salvador Maria Delgado Moreno.


En el mismo cementerio, no muy lejos de donde se celebra este acto se encuentra la tumba de los Marinos Republicanos fusilados por el Régimen franquista.


Panteón de los marinos republicanos fusilados en Cartagena por  el Régimen  franquista una vez acabada la Guerra Civil Española


Pese a los intentos por parte de nuestra Asociación, la Marina de Guerra Española, hace oídos sordos a nuestra petición de que los Marinos Republicanos reciban el mismo trato y se les de el mismo homenaje y reconocimiento. (AMHC)"
(*)Memoria Histórica de Cartagena .

El Almirante que presidió el acto lo es del Arsenal de Cartagena, Arsenal en el cual desempeñaban su servicio a la Marina la mayoría de los republicanos que reposan en el panteón , panteón que existe gracias a Memoria Histórica de Cartagena, impulsora y responsable del ilusionante proyecto, lo que era una fosa común anónima se convirtió en una sepultura digna y los que en ella descansan están identificados. Todos ellos fusilados en el Arsenal, primero el muelle del carbón y luego el campo de deportes fueron los escenarios elegidos para los fusilamientos que en Cartagena de forma diaria se llevaron a cabo a partir del 29 de abril de 1939.

No es la primera vez que se intenta que la Armada dedique unos minutos a rendir homenaje a los marinos republicanos, nunca se ha conseguido a pesar de la proximidad del panteón a las tumbas de los fusilados y de los marinos del Miguel de Cervantes, unos pocos metros las separan, pero la actitud de la Armada sigue siendo la misma que mantenía en los años de la dictadura, a estos marinos que fueron fieles al gobierno legítimo se les sigue considerando culpables de rebelión militar y por tanto desprovistos de su condición de miembros de la Armada. La vergonzosa Ley de Amnistía les abandona. Las sentencias de sus Consejos de Guerra no se anulan. Su memoria no se limpia y sus méritos no se reconocen. ¿Actúa la Armada bajo unos principios democráticos relegando a estos marinos? ¿Es constitucional que sus derechos se conculquen a causa de sus ideas políticas o religiosas? ¿Es políticamente incorrecto homenajear a marinos republicanos teniendo en cuenta que nuestra sociedad tiene como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas a un rey designado por un dictador? Si la derecha española justifica la existencia del Valle de los Caídos porque en él reposan los restos de combatientes de los dos bandos y a los dos se les rinde homenaje,¿porqué no se hace lo mismo en el Cementerio de Cartagena? ¿Porqué esta falta de higiene democrática en el seno de la Armada Española?

No nos engañemos. Los herederos del franquismo con el rey a la cabeza no cesan de pedir que el pueblo republicano olvide los horrores de la represión franquista, que pase página, que incluso perdone a sus verdugos, que miremos al futuro y enterremos el pasado,..... mientras ellos siguen reprimiendo nuestros derechos, despreciando a las victimas y humillando a los marinos que dieron su vida por una libertad plena enfrentándose a un ejercito golpista, sublevado y  rebelado contra la Patria, pisoteando los votos de millones de españoles,aliado de los mismos regímenes fascistas y nazis (Italia y Alemania) que expandieron la guerra por medio mundo.  ¿Es posible olvidar cuando se nos sigue humillando?

Miedo. Es el miedo. Miedo a que un sencillo homenaje oficial a marinos republicanos pueda interpretarse como un reconocimiento de su condición de Caídos por la Libertad, como una aceptación oficial y pública de su condición de represaliados. ¿Os imagináis el discurso del Almirante ante la tumba de los marinos republicanos?.Miedo no exento de cierto desprecio, ambos callados pero muy evidentes a través de sus actos, cobardía que se disfraza en cumplimiento de las ordenes recibidas. Estoy convencido, me consta,  que la inmensa mayoría de los mandos y marinería no tendría ningún problema en rendir homenaje a los marinos republicanos, pero el problema no está en ellos, el problema, la causa de todo este desprecio hay que buscarla en las Jefaturas del Estado y del Gobierno, que lo son de todos los españoles, republicanos incluidos, pero que no permiten que se haga nada que pueda suponer , ni por asomo, la más mínima posibilidad de poner en peligro sus cargos, especialmente en lo que atañe al Jefe del Estado y a su aparato.

Mientras que en el extranjero se rinden honores de estado a los combatientes republicanos, en España se les arrincona y desprecia. ¿Olvidar? Muy difícil es olvidar tanto daño, más aún si los autores de aquello que se pretende olvidar se empeñan en arrojar sal a las heridas. En contra de lo que algunos científicos defienden el cerebro humano no está facultado para el olvido selectivo, voluntario y definitivo, menos aún si las agresiones que se pretenden olvidar, en mayor o menor medida, se siguen produciendo.



Benito Sacaluga


3 comentarios:

  1. Hace unos años, escribí una carta al jefe del Arsenal y Departamento Marítimo del Mediterráneo, contraalmirante José María Terán, solicitándole en términos corteses, el debido homenaje a los miembros de la Armada Republicana del mismo cementerio, como extensión del mismo acto en el Día de los Difuntos, para agradecederme la carta y excusarse diciendo que, incluso él estaría dispuesto a ir en plan particular, pero que los medios de comunicación podrían "malinterpretar" su presencia, y me rogaba que me dirigiese al Ministerio de Defensa, en solicitud de este homenaje.

    Unos meses más tarde, el mismo contraalmirante presidía en Cartagena el acto de presentación del libro "El hundimiento del Castillo Olite", teniendo al final de su dilatado discurso "un emocionado recuerdo hacia las víctimas que perecieron en el naufragio".

    No sé yo si José María Terán pidió permiso a Defensa, por si algún informador se le ocurría "malinterpretar" sus palabras.

    Floren Dimas
    Investigador histórico

    ResponderEliminar
  2. Hola, mi nombre es Patricia Carricart Ganivet, soy mexicana, de descendencia española -por parte de madre-. Mis abuelos maternos fueron Ines Ganivet Fernández-Bada y Ángel Tristán Ganivet Roldan. Por razones que desconozco, mis abuelos se separaron y mi abuela comenzó una relación -no se si fue ese el orden- con Ricardo de Castro Calvelo. Ellos huyeron de Franco en el 39, viajando a México. Los hijos de mi abuela -mi mamá y 4 de sus hermanos varones, menores que ella- se quedaron a cargo del padre (Ángel Tristán) hasta 1947, año que viajaron a México. Mis abuelos, después de algunos años, se establecieron en la ciudad de Veracruz, hasta la muerte de mi abuelo Ricardo, el 4 de enero de 1975. Yo era muy chica cuando murio; recuerdo sus largos paseos por el malecón de Veracruz.

    Reciban un cordial saludo,
    Patricia Carricart Ganivet

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con vosotros amigos. Una completa verguenza y un completo sinsentido: los que honran a golpistas y fascistas son alabados y los que recuerdan a los caidos por la libertad y la democracia, denostados y vilipendiados ¡el mundo al revés!
    Patricia, si quieres, tengo alguna información acerca de Ricardo Castro Calvelo que te haría llegar, mi correo electrónico es:
    manuellfranco3168@gmail.com
    ¡Salud!

    ResponderEliminar