miércoles, 1 de enero de 2014

GENERALES MAQUINISTAS EN LA FLOTA REPUBLICANA









En virtud del Real Decreto de 15 de Diciembre de 1930 en el cuerpo de Maquinistas de la Armada, se alcanza por primera vez el empleo de General, con el nombre exacto de Maquinista General Inspector, equiparado a Contralmirante. Cuando se firma este Real Decreto, bajo el reinado de Alfonso XIII, era Presidente del Gobierno el General Berenguer y Ministro de Marina el Contralmirante D. Salvador Carvia Caravaca.

Santiago Casares Quiroga
Tras la proclamación de la II República, el nuevo Ministro, D. Santiago Casares Quiroga reorganiza su departamento por medio de un Decreto del Gobierno provisional de fecha 10 de Julio, sancionado como Ley tras la constitución de las Cámaras el 24 de Noviembre. El empleo de General cambia de denominación, pasando a llamarse General Maquinista de la Armada. Su misión es ser Jefe del Servicio de Máquinas del Ministerio. 

El primer Coronel Maquinista que cumplirá los requisitos necesarios será D. Gerardo Regó Blanco que ascendió con antigüedad de 25 de Julio de 1931 por medio de un Decreto dado en Madrid el 19 de Agosto de 1931 y firmado por el Presidente de la República D. Niceto Alcalá-Zamora. En el momento de su ascenso contaba dicho Jefe con cuarenta y cuatro años de servicios efectivos y, de ellos, 1.084 días de navegación. Pasa a la reserva en 1934.




General de brigada maquinista Abraham Alonso Méndez (1)

En 1934, tras el pase a la reserva del General Maquinista Regó Blanco, no hay un Coronel del Cuerpo que reúna las condiciones de ascenso preceptivas (dos años en el empleo), por lo que el puesto queda vacante hasta el 24 de Abril de 1935 en que puede hacerlo el Coronel D. Abraham Alonso Méndez. Interesante historial el de este segundo general. Nació en Redes (Coruña) el 24 de Febrero de 1878, pero que por motivos familiares se trasladó a Filipinas en cuyo Apostadero ingresó como Aprendiz el 1 de Octubre de 1894; como se observa, poco más de dieciséis años. Sumó 1.424 días de mar embarcado en los siguientes buques:

Vapores: "Argos", "Isla de Luzón" y "Uranus".

Transporte: "General Álava".

Cañoneros: "Lanao", "Maribeles", "Marqués de la Victoria" y "Marqués de Molins".

Contratorpederos: "Terror", "Osado" y "Proserpina"

Cruceros: "Reina Cristina", "D. Antonio de Ulloa", "Velasco", "D. Juan de Austria" y "Carlos V".

Acorazados: "Vitoria", "España" y "Alfonso XIII".

De ellos desempeñó el Cargo Profesional en los "Lanao" y "Maribeles" y fue Jefe de Máquinas del "Marqués de la Victoria", "Marqués de Molins" y "Proserpina".

El 1 de Enero de 1898 embarcó en el vapor "Argos" de la Comisión Hidrográfica de Filipinas y el 14 de Abril se le dio pasaporte para pasar al cañonero "Laguna de Lanao" surto en el fondeadero de Marahuit, en el que embarcó el 30. Cumpliendo órdenes superiores, el cañonero es hundido por la propia dotación el 21 de Diciembre, lo mandaba el TN D. Joaquín Aguirre. Dada la urgencia sólo se salvaron los pertrechos de guerra más indispensables y Alonso Méndez perdió todo su equipaje. En Septiembre de 1904 todavía instanciaba para que le abonaran las pagas del naufragio.

El 3 de Enero embarcó en el cañonero "Maribeles" surto en Zamboanga, del que desembarca por haberse vendido dicho cañonero el 30 de Marzo, pasando a la Estación Naval de Isabela de Basilán. A bordo del "General Álava" asistió a las operaciones de guerra llevadas a cabo en Zamboanga desde el 10 de Mayo hasta el 24 del mismo mes en que fue evacuada esta plaza. Asistió en el mismo buque a las operaciones en Las Carolinas. Por R. O. de 18 de Octubre de 1899 se le concedió la Cruz de Plata del Mérito Naval, roja, por las operaciones que tuvieron lugar en Visayas, Mindanao y sitio de Ilo-Ilo, llegó de vuelta a la península el 1 de Abril de 1900.

Desde el 25 de Junio de 1903 hasta Enero de 1905 permaneció en la Escuela del Cuerpo y, por los servicios prestados a bordo del "Terror" a lo largo de parte de los años 1909 y 1910, se le concede la Medalla de la campaña de Melilla en 1911. Asimismo, posteriormente se le darían las gracias por el celo, laboriosidad y amor al servicio demostrados en las múltiples reparaciones de máquinas de dicho contratorpedero.

Durante el segundo semestre de 1911 de nuevo pasó a la Escuela de Maquinistas con el fin de efectuar estudios de turbinas y motores de combustión interna, obteniendo la calificación de "muy bueno". En 1913 pasa a Londres, algo menos de dos meses, para efectuar prácticas de turbinas en buques de este tipo. Con antigüedad de 3 de Enero de 1914 ascenderá a Primer Maquinista y pasará al acorazado "España" en el que permanecerá más de dos años. En 1916 efectúa los exámenes preceptivos para obtener el empleo de Maquinista Oficial de 2ª clase, al que asciende el 23 de Junio del mismo año. Pasa como 2º Jefe de Máquinas al acorazado "Alfonso XIII" en el que embarca el 4 de Agosto. Navega en misiones de paz por las costas patrias y el 21 de Febrero de 1919, por haberse declarado la huelga en la empresa "La Canadiense", de Barcelona, se le destina a la parte técnica de la Central de Máquinas de dicha firma cesando el 21 de Marzo.

Estuvo destinado numerosas veces en el Arsenal de Ferrol y fue profesor de la Academia de Ingenieros y Maquinistas más de tres años. Asistió a las pruebas del acorazado "Jaime I" en 1921, en 1927 se le concede la Cruz de San Hermenegildo y en 1928 la Medalla de la Paz de Marruecos. En este año ascenderá a Maquinista Jefe (Capitán de Corbeta). Durante unos tres meses en 1931 es nombrado Inspector de Máquinas interino de la Escuadra. El 13 de Mayo de 1932 se le nombra Jefe de los Servicios de Máquinas de la Base. Naval de Ferrol y Director de la Academia del Cuerpo. En 1934, tras su ascenso a Coronel Maquinista, ocurrido en Mayo del año anterior, pasa destinado al Ministerio de Marina como Jefe de los Servicios de la Sección Máquinas.Culminando su carrera, ascenderá a General de Brigada en 1935.

Al iniciarse la guerra civil en 1936, y residiendo en Madrid, es el Primer Jefe de los Servicios y de la Sección de Máquinas, pero se tiene conocimiento de que no prestó servicio. El 23 de Noviembre de 1937 pasó a Valencia y, una vez ocupada la ciudad, se presentó en la Comandancia de Marina el 31 de Marzo de 1939. En sesión celebrada el día 12 de Diciembre del mismo año, el Consejo Superior de la Armada, por unanimidad propone al General Franco el pase a la Reserva por conveniencias del servicio, a lo que este dio su conformidad. En este momento, sumando los abonos reglamentarios, contaba con 47 años y 8 meses de servicios.

Según lo anterior el general Alonso Méndez no prestó servicio durante la guerra civil y su ausencia no fue cubierta. En julio de 1938 la máxima autoridad del Cuerpo la ostentaban los coroneles Honesto Requejo Resines como Jefe de los Servicios de Máquinas y Ramón Nieto Lores como Jefe de los Servicios de Máquinas de la Base de Cartagena, única base mayor en zona republicana. Siguiendo en la cadena de mando se encontraban cinco tenientes coroneles:

Benito Sacaluga Rodriguez, Jefe de los Servicios de Inspección de Máquinas de la Flota.
José de la Vega Morales, Jefe de la Inspección de Máquinas del Arsenal de Cartagena.
Eustaquio Fernandez García, Vocal de la Comisión Inspectora de Cartagena.
Miguel Morey Iglesias, Jefe 2º Negociado Sección de Máquinas.
Antonio Porta de la Grela, Jefe de la Comisión del Combustible.
Serafín Mauriz Corgos, Disponible gubernativo.

Acabada la guerra el destino de estos Mandos y Jefes fue variado, desde la pena de muerte a la absolución en Consejo de Guerra. El general Alonso, como ya se ha expuesto antes, pasó a la reserva con todos sus derechos el 20 de diciembre de 1939. Honesto Requejo fue condenado a seis meses y un día de prisión menor, pasando a la situación de disponible forzoso el 31 de enero de 1940. Ramón Nieto Lores, no fue juzgado, continuó carrera hasta su paso a la reserva el doce de abril de 1940. José de las Vega Morales, fue absuelto en consejo de guerra y continuó carrera. Eustaquio Fernandez García fue absuelto en la causa 1006/39, pasando a la reserva en 1941 por el D.O. 79/41. Miguel Morey Iglesias fue condenado a prisión, Murió en el penal de Chinchilla el uno de octubre de 1940. Antonio Porta de la Grela no fue juzgado, continuó carrera llegando a General de Brigada en 1944. Serafín Mauriz Corgos, fue condenado a un año de prisión y amnistiado. Continuó carrera hasta su retiro el 12 de julio de 1940. Benito Sacaluga Rodriguez fue fusilado el 29 de abril de 1939, convirtiéndose en el único miembro de entre mandos y jefes del Cuerpo de Maquinistas de la Armada condenado a muerte.


Benito Sacaluga


(1) Texto original: Galería de inspectores generales del cuerpo de maquinistas. Antonio de la Vega Blasco. Capitán de Corbeta. Agosto 1990.


No hay comentarios:

Publicar un comentario